viernes, 18 de abril de 2008

OBJETOS DE PODER


OBJETOS DE PODER

Observen bien esta foto y díganme si hay algo que les llame la atención. Ciertamente, puede parecer una de las tantas fotos que le tomo a mi hija Alma. Esta foto se la hice en el patio de mi casa, y mi pequeña se encuentra parada sobre una silla de piedra que lleva en mi casa toda la vida.

Trinidad de Cuba es una ciudad hueca, es decir, bajo la ciudad existe un inmenso complejo de túneles o de cuevas naturales. Los expertos dicen que es posible recorrer kilómetros y kilómetros bajo tierra y salir al mar.

De niño mis abuelos me decían que no abriera huecos en el patio porque podía ser peligroso, y me contaban que la casa estaba asentada sobre una cueva, y me decían:

"Mira esa silla indígena. Tus bisabuelos la sacaron, junto con otros objetos y utensilios, de la cueva que había aquí mismo bajo nuestros pies, antes de rellenarla con piedras y tierra."

A lo largo de los años, varias personas que vieron la silla indígena, quisieron comprársela a mis familiares, pero le teníamos cariño y nunca nos quisimos deshacer de ella.

Un buen día, mis padres y yo fuimos invitados a un toque de santo, que es una celebración típica de la religión afrocubana conocida como Santería. En este tipo de festividad mágica y religiosa, los orishas, o deidades de dicha religión bajan a la tierra poseyendo a sus fieles, y de este modo, hablan con los participantes, dan consejos, libran de malas energías a las personas, y en definitiva, disfrutan de la fiesta que se da en su honor.

La gente busca el consuelo de la palabra de sus dioses. La verdad es que es un auténtico lujo poder hablar con un santo, como se habla con un humano cualquiera.

Mis padres y yo, nos acercamos a un señor poseído por el santo llamado Elegguá. Una vez frente a él, esperamos que nos dijera algo que nos ayudara en nuestra vida, algún consejo procedente de su sabiduría.

El santo nos observó atentamente y luego nos invitó a acercar la oreja para hacernos un curioso comentario que nos dejó bastante extrañados. Nos dijo con un hilo de voz, como para que nadie más se enterara:

-En el patio de vuestra casa hay una silla de piedra. ¿Es cierto?

-Sí, respondimos a coro.

-Cuando quieran algo, cuando necesiten algo, cuando deseen algo, pongan la mano sobre esa piedra y pídanle, que ella tiene mucho poder. Esa silla de piedra protege a vuestro hogar. Deberían mimarla más. Límpienla con manteca de cacao y de vez en cuando rocíenla con aguardiente y humo de tabaco.

Ahora que lo ha dicho el santo, la cuidamos como si fuera de oro. No podría explicarles la paz que se experimenta cuando uno se sienta en ella.

TADEO


32 comentarios:

Raquel Fernández dijo...

Bellísimo Tadeo! Y la nena, una dulzura.
Cariños!

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Raquel:
Muchas gracias por pasar y dejarme tu hermoso comentario. Besitos.
Tadeo

PIZARR dijo...

Hola Tadeo, gracias por recuperme...jajaj... te explico:

Puse el programa Reader de Google para poder controlar mejor los blogs que visito, porque te avisa cuando alguno de tus contactos cuelga una entrada nueva.

A partir de eso me confié plenamente en el programa y al dejarme ayer tu comentario efectivamente pensé que llevaba riempo sin verte. Como tampoco te había visto por mi blog, entraba dentro de la nromalidad pues a menudo pasamos temporadas ausentes unos y otros.

Sin embargo mi sorpresa fué tremenda al entrar a tus blogs y ver la cantidad de " producción" que habías colgado.

Simplemente se me pasó al introducir los contactos, meterte en ese programa. Ya lo he corregido y podré seguirte la pista de nuevo.

Respecto a la silla de piedra me he quedado pensativa, porque verdaderamnete hay tantas cosas que no sabemos explicar en el mundo, que no seré yo quien ponga en duda sus poderes.

Por cierto ¿ la tienes aqui ? o sigue estando en Cuba...

Un beso desde Bilbo

Catalina Zentner dijo...

La magia existe, más allá de nuestra comprensión.
Me fascinó este relato, yo también nací en una tierra (Corrientes, Argentina) donde la influencia guaranítica es presencia en su gente y en el paisaje.
Abrazos,
Catalina

Alimontero dijo...

Ay TADEO me siento tan bien contigo...escuchando tus historias, las siento tan mías tambien. Tu hija es preciosa, la miraba y miraba cuando dijiste la observara y aparte de encontrarla linda, me alegraban sus colores, su carita, mas no me fijé en lo de la silla.
Que bella situación y claro, parece anécdota lo del Santo con tu padre y tú... y qué respeto y alegría me produce saberla...
Dime... te llevaste la piedra a España??---- cuentame..
Besitos a tu corazón mi gran amigo..
Ali

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Pizarr:
Si supieras, que este programa ya no me avisa siempre cuando tengo mensajes. Eso me tiene un poco preocupado, porque antes lo hacía siempre, pero ahora no.
La piedra se ha quedado allá en Cuba. Sobre el poder de las piedras una vez me pasó que una bruja queria prepararme una, es decir, cargarla mágicamente para que me sirviera de amuleto, pero el problema estaba en que tenía que preguntarle a las piedras si se querían venir a España, y casi ninguna quiso. La mayoría se querían quedar allí, jejejeje. Besitos:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Catalina:
Que bien tenerte por mis escritos. Me alegra que este texto te haya gustado. Besitos:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Ali Montero.
La silla apenas se puede mover, pues pesa mucho. Es de piedra maciza, y por demás, pertenece a ese sitio. Y por otro lado, no creo que las autoridades me dejaran pasar por aduana algo así. Allí está en mi casa y para tocarla hay que visitar Trinidad de Cuba.
Me alegra mucho tenerte por aquí. Besitos:
Tadeo

Anónimo dijo...

Tadeo, muy hermosa la foto y me ha gustado conocer esa famosa silla, yo me la imaginaba con apoya brazos de piedra también, pero ahora me quedó más claro. Ya lo creo que sería una tortura llevarla para España y más para la silla salir de su lugar de pertenencia.
Un beso.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Anónimo.
Muchas gracias por dejarme tu hermoso comentario. Dices bien, aquello no hay quien lo mueva, jejeje. Besitos:
Tadeo

Ondina dijo...

Sabes que veo yo en la foto además de una niña preciosa y una silla rota ?
Veo el pasado,lo ancestral y el futuro firmemente en pié sobre ese pasado que cimenta la vida que empezaron a construir los abuelos de tus abuelos y más atrás aún y que continuará Alma.
Y sí,es un lujo hablar con un santo como con un humano cualquiera,llevas mucha razón.

Abrazos,amigo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Ondina:
Hermosa y sabia tu manera de mirar. Que Dios te bendiga esos ojos. Siempre es un placer tenerte por mis versos. Besitos:
Tadeo

MentesSueltas dijo...

Hermano... pasaba para agradecer tu hermoso comentario y quede atrapado en tu historia.
Seguramente ese lugar, esa silla retiene momentos magicos, unicos que los revives cuando estas alli.

hermosa y fuerte historia.

Te dejo un abrazo desde Buenos Aires.

MentesSueltas

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Mentes Sueltas:
Muchas gracias por tu visita. Las puertas de mis blogs están abiertas para ti. Un abrazo:
Tadeo

danda_borboleta dijo...

Olá Tadeo, agradeço teu comentário em meu blog.
Beijos..

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Danda Borboleta:
De nada, fue un placer visitarte. Besitos:
Tadeo

Filomena Lonetti dijo...

Hola,te escribe Roxana,gracias por tu lindo comentario en mi blog,que el éxito te acompañe.Roxana Miriam González de la Ciudad de Rosario,Provincia de Santa Fé,República Argentina.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Roxana:
Muchas gracias por pasar y dejarme tu hermoso comentario. Un placer tenerte por aquí. Besitos:
Tadeo

Dinora dijo...

Hola Tadeo, que interesante eso de la silla de piedra, y desde el momento que tu y tu familia le tomaron cariño, ya se convirtió en un objeto de poder, aun mas poderosa de lo ya es en sí.

Un placer visitar tu espacio.

Saludos!! ;)

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Dinora:
Muchas gracias por pasar y dejarme tu hermoso comentario. Besitos:
Tadeo

PaCiTa dijo...

Es curioso eso de la santería, en buen sentido te lo digo ...
Tener la posibilidad de conversar en y con lo que crees, lo divino expuesto tan humanamente.

Me gusta también conservar objetos.

Linda tu hija.

muchos saludos

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Pacita.
Sí que es una experiencia increíble eso de poder hablar con tus santos. Eso pasa en la santería. No sé si, hablando en propiedad, podríamos hablar de algo divino, pero desde luego, los fieles lo viven como tal.
Muchas gracias por pasar y dejarme tu comentario. Besitos.
Tadeo

PaCiTa dijo...

Siguiendo con la conectividad que ofrece el avance tecnológico:

Gracias a ti por el post en mi comentario sobre el dominio de las enfermedades, expusiste un punto en el que no me había detenido, el cultural ... bueno, desde el punto de vista terapéutico, es dificl abarcar y entender a todos los tipos de pacientes, pero se hace el empeño y sí, me considero muy humana para eso. ejjee

muchos saludos, y espero nos sigamos leyendo ;)

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Si, Pacita, nos seguiremos leyendo para mi alegria y regocijo. Aquí tienes tu casa. También me lo he pasado muy bien leyendo en tu blog. Besitos:
TADEO

Eugenia dijo...

Gracias Tadeo...realmente te agradezco que abras conocimiento con esto que pudiste haber callado...creo que saber estar cosas es realmente importante...!!!
Si me permites lo publicaré en los grupos, pero necesito tu aceptacion
SOMOS UNO
Te Amo:
Eugenia

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Eugenia:
Ante todo agradecerte tus palabras. Mis textos puedes colgarlos donde desees siempre que me cites. Besitos:
Tadeo

Soledad Sánchez M. dijo...

Tu hija es una preciosidad, y el relato que nos cuentas es mágico, como la misma silla.

Un beso.


Soledad.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Soledad:
Muchas gracias por pasar y dejarme tu hermoso comentario. Besitos:
Tadeo

Cristina dijo...

Es una historia bella y llena de sentimiento, ya lo creo que cuidaría yo un objeto así! Pero sobre todo lo que significa: tradición, unión familiar, lazos afectivos de generación en generación ( ahi esta tu niña), ese es, en mi humilde opinión ,el verdadero valor de esa silla.

gracias por compartir historias así, por blogs como este vale recorrer el internet.
Un abrazo desde México!

P.D. Tu hija es una dulzura!

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Cristina:
Gracias a ti por dejarme unas palabras tan hermosas en mi blog. Besitos:
Tadeo

Joana dijo...

Que interesante historia!
no se puede negar la sabiduria y la magia que tienen algunas personas!
que te puedo decir, me encataria tener un objeto así en casa!jaja
Cuantas historias habran en esa silla!
Es hermosa tu hija!

Un Abrazo!

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Joana:
Me alegra tenerte por mi espacio. Me alegra que esta historia te haya gustado. Besitos:
Tadeo