miércoles, 20 de mayo de 2009

LA MAGIA DEL PÉNDULO


LA MAGIA DEL PÉNDULO

Recuerdo muy bien el día en que mi profesor de física del instituto donde estudié, nos hizo notar el interesante fenómeno que ocurre cuando hacemos oscilar un simple péndulo.

Observen, nos dijo, mientras hacía oscilar de un lado a otro una bola de acero atada a una cuerda:
¿Qué debemos hacer para que el péndulo realice la oscilación en menos tiempo?
Para muchos de nosotros estaba claro, darle velocidad a la bola de metal que colgaba de la cuerda. Estábamos convencidos de que si le imprimíamos una fuerza mayor, se movería más rápido y así la oscilación ocurriría en menos tiempo.

Nos equivocábamos. El profesor nos dejó que le diéramos con mayor fuerza al péndulo, y ¿qué sucedió? Pues que aunque la bola de metal se movía más rápido, también aumentaba la amplitud de la oscilación y por tanto, tenía que recorrer un espacio mayor.
Si por el contrario, le dábamos despacio, iba más lento, pero el espacio barrido por el péndulo era menor.
El profesor nos hizo medir con un cronómetro el tiempo que demoraba el péndulo en hacer su recorrido y comprobamos sorprendidos que el tiempo en todos los casos era el mismo, es decir, se mantenía constante.

Me pareció maravilloso tener algo delante, que le hicieras lo que le hicieras, no variaba el tiempo de oscilación. Ese día comprendí lo maravilloso de las leyes físicas, y por ende, de las leyes de la naturaleza.

Este experimento me sirvió para entender que el mundo no es una caos y que todo está regido por leyes objetivas, es decir, por leyes inviolables, como inviolable es el tiempo en que el péndulo demora en realizar su recorrido. Estas leyes no dependen de nuestra voluntad, ni dependen de nuestra conciencia. Podemos pegarle más y más fuerte, y el tiempo seguirá constante, o podemos creer que dándole más fuerte conseguiremos acelerar las cosas, pero no es así. O podemos intentar que las cosas vayan más despacio, pero otra vez la ley se resiste a cambiar.

Está claro que lo único que podemos hacer con las leyes de la naturaleza es estudiarlas, comprender su funcionamiento para luego intentar usarlas en nuestro beneficio.

Del mismo modo en que el mundo físico, está regido por leyes inviolables y magníficas, dicen los maestros de sabiduría, que el resto de los mundos, es decir, los mundos astral (o emocional), mental, búdico, átmico y monádico, también están regidos por leyes igualmente objetivas e inviolables.

La ley del péndulo antes expuesta, puede ayudarnos a reflexionar y a comprender los fenómenos naturales y espirituales.

Supongamos que en un extremo del péndulo está la materialidad y en el otro, la espiritualidad. Supongamos que tenemos en un extremo del péndulo a la materia pura, y en el otro, al espíritu puro. Supongamos que la sustancia, es decir, todo lo que existe, se mueve y transforma de manera pendular. Hagamos mover el péndulo y pensemos que tenemos en la mano todos los universos, los conocidos y los desconocidos. Demos por sentado que todo lo que existe funciona de este modo.

Observemos que todo lo que existe, existe en movimiento. De aquí podemos llegar a una sabia e interesante conclusión. Cada vez que intentamos observar un fenómeno para estudiarlo, lo detenemos y por tanto, lo desvirtuamos.
Pongo un ejemplo:
Cuando nos preguntamos ¿Qué fue lo primero? ¿Qué había en el principio de los tiempos?
Nuestra mente racional necesita ir siempre a la raíz de las cosas. Hay efectos que tienen una causa primera fácil de localizar, y en esos casos, nuestra mente y nuestra ciencia, se encuentra a sus anchas, porque consigue comprender el fenómeno.

El problema aparece cuando los fenómenos son infinitos. Si diéramos por sentado que lo que existe siempre existió y que su naturaleza es pendular, es decir, va del espíritu puro a la materia pura y viceversa en un ciclo infinito.

Si esto es así, no tendría sentido que nos preguntáramos cosas como:
¿Qué había en el principio? porque son preguntas que dan por sentado un error, y es que hubo un principio, cuando realmente no lo hubo.
¿Qué surgió primero, el huevo o la gallina? He aquí otra pregunta que no tiene sentido porque al final, para responderlo, sólo podemos tomar un huevo en concreto y una gallina en concreto, pero cuando lo preguntamos así en abstracto, el fenómeno se hace infinito y nuestra ciencia se ve imposibilitada de darnos una respuesta. Esto es frustrante, pero a la vez es maravilloso.

Tal vez el ser humano debería procurar entender el infinito para poder aprender y estudiar correctamente todos estos fenómenos que están caracterizados por la presencia de lo infinito en ellos.
¿A dónde quiero llegar con todas estas reflexiones?
Aprovecho para dejarles algunas ideas relacionadas:
Nuestra conciencia racional es un arma limitada, y todo lo que es limitado termina siendo superado. Quiero decir con esto, que algún día el ser humano, la ciencia humana se enfrentará a problemas y fenómenos tales que no podrá abordarlos usando la mente racional.

Los grandes misterios del universo, y los grandes misterios de la vida y del ser humano están marcados por lo infinito, de ahí que posiblemente la ciencia nuestra no llegue nunca a comprender a cabalidad estos fenómenos, no llegue nunca a sintetizar en una idea, o en un conjunto de ideas, todo cuanto necesitamos saber.

Pero si no utilizamos nuestra mente racional para entender el mundo, ¿qué utilizaremos?

Los maestros de sabiduría lo tienen claro. Ellos creen que el ser humano es mucho más que el cuerpo físico, el cuerpo astral o emocional y el cuerpo mental. Ellos creen que cuando una persona ha perdido esos tres cuerpos materiales que son el cuerpo físico, astral o emocional y el cuerpo mental, se convierte en un ser capaz de manifestar lo más esencial de nosotros mismos, esa parte de nosotros que más se parece a la esencia del universo y de la sustancia misma. Ellos creen que en ese estado somos como dioses y estamos en posesión de las verdades más profundas.

De ahí que le den tanta importancia a la meditación, pues meditando nos olvidamos de nuestro cuerpo físico, de nuestro cuerpo astral o emocional y de nuestro cuerpo mental. Por eso se dice que la meditación pasa por dejar la mente en blanco e intentar en esas condiciones, percibir lo que hay más allá tanto dentro de nosotros, como fuera de nosotros.

Al parecer, estos ejercicios espirituales nos permiten ponernos en contacto con eso divino que hay en cada uno de nosotros y nos permiten hacernos cargo de nuestros cuerpos espirituales y fortalecernos, aparte de que experimentar ese YO más esencial, nos permite poner en práctica o activar esos mecanismos de aprehensión de la realidad que tenemos como dormidos y subutilizados, atados como estamos a la manera racional de comprensión, casados como estamos con el poder de nuestras mentes, sin comprender que incluso nuestras mentes son armas limitadas de percepción de la realidad.

TADEO

27 comentarios:

ybris dijo...

Me alegra leer tu entrada con el péndulo de fondo.
Como veterano profesor, ya jubilado, solía comenzar muchas clases con el tema del péndulo, incluida su oscilación sobre un disco girando sin cambiar su plano, para poder determinar ciertos aspectos en que nuestra intuición falla y poder transcender a zonas más profundas de observación y razonamiento.
No creo que haya dos niveles de percepción, material y espiritual, pero sí un nivel en que de lo racional se trasciende a otros niveles de percepción a través de la metáfora, de la imagen o hasta del oxímoron.
Y entonces hablamos de arte y su belleza.
O sea del espíritu.

Un abrazo agradecido a tu visita y tus palabras.

Anónimo dijo...

Paco: Hola Tadeo, encuentro interesante este artículo.
Un fuerte abrazo.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Ybris:
Me alegra mucho tenerte por aquí y me ha llamado la atención que usaras el péndulo en tus clases. Al parecer, y aquí está la magia, se le puede sacar mucho provecho a este interesántisimo fenómeno. Un abrazo:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Paco:
Me alegra mucho que este texto te gustara. Un abrazo:
Tadeo

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Amigo, esa es la explicaciòn de la fìsica, pero si tomamos un pèndulo con la mano derecha,al mismo tiempo realizamos una pregunta importante, una sola ,y mantenemos bajo el la mano derecha abierta, si el pèndulo gira como las agujas del reloj, es sì, .
Si gira en forma contraria es nò. Si solo se mueve a ambos lados, puede ser y si queda estàtico es imposible
La Radiestesia es una ciencia usada por distintos paises para encontrar objetos o personas.
Besos
y muy interesante tu blog

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Lydia:
Conozco algo de la radiestesia. No sé si te diste cuenta, pero en mi texto voy más allá de lo que dice la ciencia. Intento acercar el fenómeno físico del péndulo, a los fenómenos espirituales.
Me alegra mucho tenerte por aquí. Yo, encantado. Besitos:
Tadeo

Reyes dijo...

Te leí con atención , como siempre .
Es cierto que el péndulo puede responder preguntas?
He visto un vidente en Sevilla trabajando con él.
Besos.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Reyes:
Siempre es un placer tenerte por mi espacio. Sé que hay gente que usa el péndulo para responder cosas, o para detectar campos de energía de diferente índole, pero bueno, al menos en este texto, hablo de él sólo como un fenómeno que muestra la exactitud de las leyes de la naturaleza, y por consiguiente, la exactitud de la ley de Dios. Besitos:
Tadeo

Olga B. dijo...

Vaya, venía a conocer tu blog y a devolverte la visita. Me voy con la sensación de no tener prisa, o de que no importa...
Gracias:-)

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Olga:
Ante todo agradecer tu visita. Eso sí, no entiendo bien qué es lo que dices, jejeje. Me quedé perdido. A ver si vuelves y me cuentas más. Besitos:
Tadeo

Marina-Emer dijo...

Hola José...Acabo de inscribirme a tu blog como seguidora...gracias por tu visita..en efecto Tarragona es una Ciudad historica y como no vives lejos un día acercate y te gustará.Un abrazo.
Marina

TORO SALVAJE dijo...

Muy interesante tu post.
Pienso que racionalmente no se puede encontrar respuesta a ninguna de las grandes preguntas que nos formulamos los humanos.
Quizás si, quizás a través de la meditación lleguemos a intuir lo que somos.

Saludos.

Marisol dijo...

Interesante tu entrada. Lo único que puedo comentarte es lo sgte: tengo un péndulo en casa. Hasta un libro de como utilizarlo de buena manera. Cierta magia hay en el péndulo, si no no lo tendría.
Muchos saludos desde Berlín. Te sigo.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Marina:
Un placer tenerte por mi blog. A ver cuando me aparezco por Tarragona. Yo vivo en Bilbao, así que a ver. Besitos:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Toro Salvaje:
Un placer tenerte por mi blog. Me llama la atención ver como todos se vienen a mi blog de filosofias esotéricas en vez de pasarse por mi blog de poesia, sobre todo teniendo en cuenta que ustedes son poetas, jejeje. Bueno, pero está bien venir a leer también en estos sitios. Un abrazo:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Marisol:
Cierto, desde luego que el péndulo tiene su magia y múltiples aplicaciones. Qué bueno tenerte por aquí. Besitos:
Tadeo

Francisco J. Gil dijo...

Yo me pierdo en la comprensión de lo infinito se me escapa a mi mente racional, limitada y quizás bastante ignorante. Tendré que aprender a meditar para comprender.
Creo, aunque no lo sé estoy infinitamente liado.jajajaja.
Un abrazo
hs
PD. Es un gusto el leerte.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Francisco:
Ante todo, agradecer tu paso por mi blog y tu comentario. No te preocupes por eso que te pasa. Nos pasa a todos. El infinito se escapa siempre de la comprensión racional. Decía Aristóteles que del infinito sólo tendremos una idea puesta siempre en función del espacio. Es decir, imaginamos el infinito como algo que siempre está más allá. El problema es que el espacio es relativamente finito. Sin embargo el infinito existe, y bueno, creo que llegar a entender que somos incapaces de entenderlo usando mecanismos racionales nos abre la puerta a nuevas formas de investigación, a nuevas formas de aprehensión de la realidad.
Un día encontraremos otras maneras mejores que la conciencia racional para entender la realidad que nos rodea. Yo creo que el ser humano tiene esas capacidades dentro, sólo tiene que aprender a usarlas. Un abrazo:
Tadeo

María dijo...

La magia del péndulo, hay tantas cosas misteriosas en la vida ¿verdad?

Salu2.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola María:
Me da placer tenerte por mi espacio. Besitos:
Tadeo

Marina-Emer dijo...

Te deseo un buen fin de semana
Abrazos.
Marina

PapasxMalangas dijo...

¿Te consideras parte de la Blogosfera Cubana, vivas o no en la isla? ¡Entonces este aviso es para ti!

Te invitamos a llenar una abarcadora Encuesta sobre la Blogosfera Cubana.

Si no puedes llenar la encuesta online o no tienes acceso a Internet, escribe un mensaje a: encuesta@lahuelladelblog.com solicitando la encuesta como documento de texto, y envíanos después las respuestas por email.

¿Habrá más bloggers cubanos hombres que mujeres? ¿Será el tema político el más importante en los blogs sobre Cuba?

¡Sé parte de las estadísticas que queremos procesar! ¡Ayúdanos a conocer mejor a la Blogosfera Cubana y a sus bloggers!

Recibe mientras un saludo bloguero.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Marina:
Muchas gracias por tus palabras y tu visita. Besitos:
Tadeo

Marina-Emer dijo...

Me gustó nleer lo del péndulo ya que a veces veo trabajos en tele con el y no sabia que mas despacio mejor.
BUENO YA HACE CALOR ASÍ QUE ME DARÉ UN BAÑO YAAAAA
BESOS
Marina

Marina-Emer dijo...

Te deseo un hermoso fin de semana
Un abrazo
Marina

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Marina:
Siempre es un placer tenerte por mi espacio. Muchos besitos.
Tadeo

Anónimo dijo...

muy buen blog,felicidades,muy wapo en la foto ;)