martes, 20 de octubre de 2009

LA DUDA SANA


LA DUDA SANA

Acabo de encontrarme en mi entrada anterior A VECES VEO MUERTOS, un comentario de una chica que se hace llamar INSANA, con una serie de dudas muy interesantes. Me dice que mi post, más que respuestas, le ha dejado preguntas, y como creo que sé de lo que estoy hablando, aquí le dedico un nuevo post para intentar responderle a ella sus interrogantes, y ya de paso, para que las evacuen todos aquellos que hayan leído y les haya ocurrido otro tanto.
El comentario de INSANA es el siguiente:

Pues debe ser que existan cosas que no podemos captar con nuestros sentidos, otras personas llegan desarrollar a un nivel avanzado estos mismos... pero fuera de captar o no captar entes ¿Porqué sucede eso, porqué en entes? ¿Luego de las 72 horas qué pasa? ¿Ese espíritu sigue eternamente en la tierra? ¿se transforma en qué, vuelve a nacer? (cómo es eso de que si incineras el cuerpo se rompe el lazo?)Quiero saber si el más allá es mejor que el más acá, o es lo mismo, vuelves a la unicidad en el más allá? o se sigue cayendo en la separatividad...Tu post me deja mucho más preguntas que respuestas... :-/

Iré respondiendo pregunta por pregunta para facilitar la comprensión.

Pues debe ser que existan cosas que no podemos captar con nuestros sentidos,

Tal vez no hayas meditado bien esto que dices. El mundo microscópico existe y no es posible captarlo usando los órganos de los sentidos. No tengo que pasarme al terreno de la metafísica, para convencerte de que existen infinitas cosas que los órganos de los sentidos no captan, y no por eso dejan de existir.


Yo entiendo que te refieres al mundo de los espíritus, a cosas paranormales, pues bien, ahí pasa más de lo mismo. Los sentidos convencionales no nos ayudan a captar estos universos, pero el ser humano, todos nosotros, tenemos facultades innatas que nos permiten ponernos en contacto con esos mundos.


Muchas veces no es que no tengamos percepciones, lo que sucede es que buscamos explicaciones racionales a eso que hemos experimentado, y ahí aparecen las más diversas justificaciones. A veces sentimos una presencia en nuestra habitación, pero como eso es algo que no estamos culturalmente preparados para “digerir” terminamos pensando que no puede ser y nos decimos a nosotros mismos: “No es nada, no es nada no es nada. No hay nadie, no hay nadie, no hay nadie”.

otras personas llegan a desarrollar a un nivel avanzado estos mismos...

Efectivamente, otras personas desarrollan esas facultades, sobre todo porque son personas con un alto nivel de sensibilidad y no pueden negarse a sí mismas lo que sienten.

En este punto quiero aportar una información interesante.

Hay personas que piensan que estas facultades, da la casualidad que siempre se dan en personas de bajo nivel cultural, y concluyen que son superticiones, que son invenciones de esas mentes incultas. Pues en este caso, los cultos y sabiondos se equivocan, y les explicaré por qué.

Los seres humanos nacemos y morimos muchas veces en un ciclo continuo que dura miles y miles de años. En la medida en que va pasando el tiempo y vamos acumulando experiencias de vida, nuestra conciencia se desarrolla y fortalece. De hecho, los pueblos que mayor nivel de desarrollo de la conciencia alcanzan, terminan imponiendo su cultura a los pueblos más atrasados.

Ahora bien, esos seres más atrasados, vivan en países desarrollados o no, al tener menos evolución en su vehículo mental, su vehículo emocional o astral está como más libre y ejerce más poder e influencia sobre sus actos y sobre sus pensamientos. Y como el plano de los muertos es precisamente, el plano astral o emocional, esos seres están como en mejores condiciones para contactar con ese mundo. De ahí que los mejores médiums y sensitivos, sean muchas veces, personas sin una gran evolución de su vehículo mental.

Dicho de otro modo, son personas que sienten más de lo que piensan. Por el contrario, esas personas que piensan más de lo que sienten, marcan la pauta del desarrollo material, pero tener evolución del vehículo mental no significa que siempre se vaya a buen puerto. Hoy por hoy, estamos en un momento del desarrollo humano, en que prevalece el poder de lo material, pero vendrá un tiempo en que desde la mente, deberemos aprender a buscar la espiritualidad. Deberemos desarrollar la mente irracional.

Ese día, en que hayamos sido capaces de dejar un poco de lado la mente racional y nos dediquemos a desarrollar la mente irracional, se abrirá ante nuestros ojos el gran universo de la vida emocional y de la vida psíquica. Ese día nos conoceremos mucho mejor a nosotros mismos.

pero fuera de captar o no captar entes ¿Porqué sucede eso, porqué en entes?

Tu pregunta es un poco confusa. Tal vez en mis explicaciones anteriores te haya aclarado algo.

¿Por qué captamos entes? Pues porque tenemos esa capacidad para captarlos. Es como si yo te preguntara por qué somos capaces de saber cuando algo está caliente o está frío. Bueno, porque tenemos una facultad en nuestro cuerpo que nos lo permite.

En esto pasa lo mismo. Tenemos una facultad en nuestro organismo, que nos permite ver en el plano de los espíritus, y en él captamos cosas. También cuando dormimos, tenemos percepciones de ese mundo, y cuando nos emborrachamos o nos drogamos, se afinan nuestras capacidades perceptivas. ¿Por qué? Pues porque en todos los casos hemos inhibido nuestra conciencia.

¿Por qué en entes? No entiendo bien tu pregunta. ¿Preguntas por qué unos ven y sienten y otros no? Eso lo he respondido arriba, aunque ya he dicho que todos podemos ver y sentir. Y luego, aprovecho para dejar claro que los animales superiores como caballos, gatos, perros, etc, también ven a los espíritus, y no sólo ven a los espíritus de las personas, ven a los espíritus de los animales.


De hecho, en África, en ciertos pueblos, los brujos acostumbran a prepararse un amuleto con el espíritu de un tigre, para que cuando vayan por la selva, ese espíritu los acompañe e intimide al resto de las fieras. Y bueno, los seres humanos también pueden ver los espíritus de los animales.

¿Luego de las 72 horas qué pasa?

Yo estuve explicando en mi post anterior, que cuando uno muere, sale del cuerpo físico metido en una especie de cascarón de luz o de energía que algunos entendidos le dan el nombre de doble físico, o cuerpo etérico. Ese cascarón o cuerpo de luz, o cuerpo de éter, se rompe a las 72 horas y sale de él nuestra alma, es decir, sale un cuerpo aún más sutil que ya no es de naturaleza física, porque hay que decir que el doble físico, o cuerpo etérico sí es de naturaleza física, y tal vez los científicos deberían procurar captarlo con aparatos idóneos para tal fin. Yo creo que esto es algo que ocurrirá en breve.

Entre el cuerpo físico, y el doble físico, o cascarón etérico, existe como un cordón de luz que no se rompe hasta las 72 horas. Por eso, cuando a una persona la entierran antes de que transcurra ese tiempo, el ser se ve obligado a permanecer en el cementerio durante esas horas. Si la persona es cremada, entonces esa conexión entre el cuerpo físico, y el cuerpo etérico se rompe.

Me preguntas qué ocurre después de las 72 horas. Bien, el cuerpo etérico se separa del cuerpo físico de la persona fallecida. Se rompe el cuerpo éterico, y se queda una especie de cascarón de nosotros mismos y nuestros cuerpos espirituales, cuyo cuerpo más externo y visible es el cuerpo astral, cae en una especie de letargo.


Dicen que el ser se pasa como un año como sumido en un sueño profundo del que apenas se entera de nada. Te lo puedes imaginar como lo que le ocurre a un bebé cuando nace. Durante el primer año, lentamente va tomando nociones del nuevo plano en el que está. Bueno, cuando uno muere, es como si naciera en un nuevo plano y lentamente y ayudado por otros espíritus, vas recobrando conciencia de ese sitio en el que te encuentras.

Es complejo, porque tienes que aprender a vivir sin cuerpo, del mismo modo en que es complejo para el bebé verse preso de un cuerpo físico con necesidades fisiológicas de todo tipo.

Mi abuela siempre dice en las sesiones espirituales, que es mejor estar muerto que estar vivo, pero que por la estación de la tierra hay que pasar, porque es allí donde tenemos la oportunidad de saldar nuestras deudas.


Y digo, por si hay personas de pensamiento suicida leyendo esto, las personas que pasan a ese plano sin haber cumplido su ciclo de vida en la tierra, luego allá en ese plano la pasan de pena, porque les ocurre como quien llega allí sin tener su espacio listo. Se aparecen sin que nadie los esté esperando, y es como si aterrizáramos en otro país donde no conocemos a nadie, ni tenemos dinero, ni entendemos el idioma, en fin, desastroso, incluso, peor porque tendríamos que esperar que llegara el momento en que nos tocara desencarnar, para que entonces se nos abran las puertas de ese universo, y por desgracia, esa energía, ese pensamiento y esa emoción que nos llevó al suicidio, luego la volveremos a sentir en la tierra en nuestra próxima venida, y tendremos que combatirla para no volver a caer en el error de quitarnos la vida.


Muchas veces los suicidas, son seres que se han quitado la vida varias veces a lo largo de sus últimas encarnaciones. Y como todo regresa a uno, vuelven siempre las mismas circunstancias desesperantes en que el suicidio se produjo.

Luego de pasado ese año, las almas se ocupan de diferentes tareas allí, entre ellas, las de ayudar a otras personas en la tierra, etc. Hacen sus vidas allí, porque pueden estar unos 144 años para regresar a la tierra. Unos vienen antes, otros vienen después, pero es importante que se sepa que para ellos, el tiempo no lo ven como nosotros aquí en la tierra. Nosotros sólo hemos conocido las nociones de tiempo y espacio del plano físico, pero no las del plano astral.

Hay seres que son enviados a la tierra en poco tiempo por determinadas circunstancias, como por ejemplo, que estén dadas las condiciones para que ellos puedan seguir con su plan de crecimiento y limpieza espiritual. Otros bajan porque tienen que hacer cosas en la tierra que sólo ellos pueden hacer. Por ejemplo, cuando es necesario que los seres humanos descubran determinada cosa, se necesita la mente de un científico para llegar a descubrir determinada cosa, y como son pocas las mentes en el planeta capaces de llegar a determinados razonamientos, pues esos seres son mandados a la tierra a cooperar. No se les obliga, sino que se les pide ayuda y muchas veces ellos aceptan.

También puede pasarte que estando en el ese plano, un brujo de la tierra, tenga tu alma “amarrada” a base de magia negra y te tenga haciendo daño en ese plano. Hay almas muy apegadas al mundo físico. Por ejemplo, supón que una persona rica muere. Como su mente y sus emociones están muy apegadas a toda la riqueza que dejó, esas emociones y esos pensamientos actúan como lastre que no te deja avanzar en los planos espirituales. Por eso decía Jesús que primero entraría un camello por el ojo de una aguja antes que un rico en el reino de Dios.

Si mueres rico, o simplemente, si mueres con apegos materiales, tendrás que irte liberando poco a poco de esos apegos. La estancia en el plano de los muertos te libera de eso un poco, pero lo mejor es liberarse aquí en la tierra. Es cierto que ahora mismo no estamos viviendo un buen momento en la tierra para liberarnos del apego material, porque todo nos empuja a ello, pero sin embargo, sí es un buen momento para librarse de las cadenas del asesinato. Hoy matar a otra persona es algo que la sociedad no aplaude, y por tanto, es más natural que pases toda tu vida sin matar a nadie, cosa que hace 500 años era más difícil.

Puede que al llegar al plano astral te encuentres con que tu evolución es lo suficientemente grande como para que tu cuerpo astral se rompa y pases a vivir al plano mental. Ten en cuenta que cada plano tiene 7 subplanos y que cada uno gravita al plano que le toca según su grado de evolución espiritual. Los subplanos superiores del plano astral son muy placenteros, pero el subplano inferior del plano astral es lo que los cristianos llaman Infierno. Los espíritus me han dicho que el infierno está repleto de seres, que no hay nada más poblado que ese subplano. Me han dicho: “Tadeo, los seres infernales son legiones y legiones”.

¿Ese espíritu sigue eternamente en la tierra? ¿se transforma en qué, vuelve a nacer?

Como debes suponer, cuando el ser humano alcanza cierto nivel de desarrollo espiritual, al llegar al plano astral, se encuentra con que ya no es preciso que regrese a la tierra. Se puede quedar en el plano astral y prepararse para seguir purificándose para ganarse el derecho de salir del plano astral para irse a vivir al paradisíaco mundo de la mente, al universo mental.

Romper con la cadena de los nacimientos y las mueres en el plano físico es lo que los hindúes llaman, romper con la rueda del Sansara, romper con el mundo ilusorio, pues ellos consideran la vida en la tierra, una vida ilusoria, y al mismo tiempo, la vida más distante de la vida de la divinidad, del principio espiritual primero que lo rige todo. Dicho de otro modo, encarnados en un cuerpo físico, es como más lejos se está de Dios.

(cómo es eso de que si incineras el cuerpo se rompe el lazo?)

Así es, si incineras el cuerpo, al desaparecer éste, se rompe por fuerza el cordón plateado, como le dicen algunos entendidos a este cordón etéreo que nos une al cuerpo físico. Como dato curioso, cuando pasamos al plano astral en estado de sueño, nos quedamos conectados por ese cordón a nuestro cuerpo físico que yace en la cama.

Quiero saber si el más allá es mejor que el más acá, o es lo mismo, vuelves a la unicidad en el más allá? o se sigue cayendo en la separatividad...

Aunque he dicho que mi abuela dice que es mejor estar allí, la verdad es que lo mejor es evolucionar. Estar de un lado o de otro, no es lo que nos hace mejores. Uno tiene que preocuparse por aumentar nuestra capacidad de amar al prójimo y de perdonar al prójimo. Y eso lo puedes hacer lo mismo aquí que allí. Lo ideal sería no tener que regresar más al plano físico, pero todo lo físico desaparecerá un día.


El universo físico, sufre un proceso análogo al que he explicado para los seres humanos. El planeta Tierra sufre también el mismo proceso, por tanto, un día el planeta Tierra desaparecerá, y como decía Jesús, “ay de los que aún estén en la tierra en esos días”.


Uno debe aprovechar el tiempo para que el día del fin, ya nosotros hayamos roto la rueda del Sansara. Porque todo el que esté en la tierra en esos días, morirá de manera espantosa y su alma nacerá luego en un planeta más atrasado que la tierra y en un cuerpo más penoso que el cuerpo de los seres humanos. Eso sí, serán los seres más evolucionados de esos mundos y ayudarán allí a que esos planetas avancen y podrán ser llamado dioses o reyes en esos mundos.

Hablas de la idea de la unicidad. La unicidad es sólo un concepto. Es cierto que en el resto de los planos, somos más unidos que en el plano físico, pero yo te invito a que te sientas unidad aquí en el plano físico. Sentirse unidad, sentir que tu prójimo y tú son la misma cosa, ayuda mucho a vivir. Te libera y te aporta un prisma de visión mucho más sabio e idóneo.


No esperes a morir para sentir y experimentar esa unidad, porque aún en el plano astral existe la separatividad. La diferencia está en que en el plano astral las leyes que rigen son las leyes de la naturaleza, y no las leyes de los hombres. Por mucho que se esfuercen los hombres, sus leyes terrenales siempre son injustas, y como desconocemos tantas cosas, incluso, nuestra propia naturaleza, cometemos muchos errores aquí abajo a la hora de legislar.

Para terminar, quiero hacerte ver, que al planeta también llegan grandes seres castigados, y obligados a ayudarnos en nuestra evolución, y vienen otros que lo hacen sin estar castigados. Del plano Mental y del plano superior, es decir, del plano Búdico, también vienen grandes seres a ayudarnos en nuestra evolución. Algunos toman cuerpo físico, y otros lo hacen simplemente inspirando las mentes y los corazones de los que vivimos aquí.

También debería decirte que en el universo existe mucha más vida y que muchos seres de otros mundos nos observan y nos ayudan.

Lo dejo aquí. Si tienes más preguntas, sólo tienes que hacerlas. Atentamente.

TADEO

21 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Muy interesante e ilustrativo, tu post para quienes tengan esas creencias, para los que no de todos modos es ilustrativo.

Saludos, cordiales


Hasta pronto, feliz día.

Monoxido dijo...

Despues de leer este post y tu anterior post, me surge la necesidad de preguntarte si tienes idea de ¿que son los seres de sombra?, ya que a lo largo de mi vida los he visto 2 veces.

Si me pudieras responder a esta duda te lo agradeceria mucho.

Gracias.

Lisandro dijo...

Primero y principal tendria muchas preguntas para hacerte para interiorisarme en el tema, me interesa y creo en todo lo que dices... peros egundo no quiero causar molestias... Ya con este post, tengo muchas dudas aclaradas!!! me han sucedido cosas que con tus respuestas me dieron mis respuestas!! un abrazo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Pluma Roja:
Ante todo agradezco tu paso por mi blog y tu comentario. Doy por sentado que todo esto te queda muy lejos y que tus creencias y pensamientos son otros.
Yo te propondría, si quieres, si encuentras en mi teoría puntos que la desarmarían, que los plasmaras, pues yo no estoy casado a priori con nada de lo que digo. Yo no me considero un religioso, un hombre de fe ciega, yo me considero un científico, o un filósofo objetivo. Yo hablo desde la experiencia, y no sobre las creencias. Yo no doy nada por sentado. Nunca me verás decir: "Creo en esto porque lo dice la Biblia", o cosas así.
De hecho este espacio tiene ese cometido, que podamos en libertad contrastar y argumentar nuestros pensamientos. Aquí nadie está obligado a pensar como yo. Lo lindo es que podamos hablar de estas cosas cada uno desde su propia cabeza. Besitos:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Monoxido:
Ante todo agradezco tu paso por mis textos.
Mira, te cuento un poco. A mí no me gusta diferenciar a las almas que pululan por el plano astral. Hacerlo, sería como llamar oscuros a los seres que encarnados en la tierra, tienen malos pensamientos y sentimientos. La realidad es que todos nosotros los que estamos en la tierra, tenemos muchas papeletas de ser seres de sombra. Los seres de luz no vienen a la tierra, porque ya han cumplido su ciclo de crecimiento espiritual. Sólo escasas almas vienen a cumplir con ciertas misiones, pero la mayoría de los que estamos aquí, somos seres de sombra.
Luego, cuando pasamos a esos planos espirituales, sobre todo al plano astral, siguen siendo seres de sombra.
Pero no temas a esos seres. Si se te acercan, puede ser que sean familiares o personas que tengan contigo alguna relación espiritual. Los seres del astral por lo general no se presentan envueltos en luz. O en todo caso, ten en cuenta que ellos pueden cambiar de cuerpo y presentarse como mejor les parezca.
Cuando veas a un ser, siéntelo. Lo que sientas con la mente abierta, te dirá lo que es ese ser. Puede ser un ser manipulado por un brujo, o puede ser simplemente una alma en pena o un familiar, o alguien que tenga contigo algún tipo de relación espiritual. Lo importante es no tenerle miedo, porque tu miedo los fortalece en caso de que sean seres que vengan con la idea de hacerte mal. Aunque creo que la mejor manera de pensar en ellos, es de manera positiva. Casi todos vienen a ayudar o a pedir ayuda. Un abrazo:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querido Lisandro:
Ante todo agradecder tus palabras. Sabes, más que molestias, tener tus interrogantes e ideas al respecto, para mí sería un placer. Además, me darías la posibilidad de dedicarte un post como éste, donde te responda con tranquilidad a todo lo que te preocupa. No tengas verguenza conmigo. Puedes decir todo lo que quieras, preguntar todo lo que quieras y discrepar conmigo en todo lo que creas. Yo no me incomodáré por eso. Un abrazo:
Tadeo

Insana dijo...

Me ha dejado pensando más y más tu post... en realidad lo he leído dos veces, y algunas partes hasta 3 veces... sobre todo porque has respondido mucho con eso del Sansara, y bueno... en realidad es algo que no asimilo porque no estoy totalmente convencida, tu propuesta consiste practicamente en tomar como real todo, incluso nuestra imaginación, en tu percepción no hay diferencia entre ambos porque puede que sea un ente, una señal...etc.

Pero bueno, nadie es dueño dela verdad, tampoco puedo probar lo contrario... che sará? che sará che sará... me recuerda la canción.

Investigaré un poco más y aver qué información intercambiamos...

Insana dijo...

.. y... MUCHAS GRACIAS POR LA ENTRADA!!!

:-D

Anónimo dijo...

Pura mierda

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Insana.
Qué bueno verte por aquí. Me alegra mucho que hayas leído con atención todo esto que escribí para ti.
Quiero decirte dos cosas de lo que comentas. Primero, mis palabras son sólo la manera que tengo para explicarme los fenómenos del universo. Tú no te creas nada que no hayas comprobado por ti misma. Prueba, experimenta y llega a tus propias conclusiones. Mis palabras son sólo una guia, algo a tener en cuanta, nada más.
Luego, dices que doy por real nuestra imaginación. La imaginación existe, por tanto, es real, luego, no le doy carácter objetivo a todo lo que imaginamos. Es real, pero subjetivo.
Ahora bien, todo lo que pensamos, forma parte de nuestro universo mental, al igual que todo lo que piensan o sale de la mente de los demás, forma parte de nuestro universo mental y tiene alguna influencia sobre nosotros.
Algún dia tenedremos campañas para cuidar no sólo el mundo físico, la naturaleza, el medio ambiente, sino también el mundo astral y el mundo mental. Ya lo verás. Besitos:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Anónimo.
Tus palabras son bienvenidas. Todos damos lo que podemos, y se ve que eso que has escrito es todo lo que tú tienes para dar.
Por los frutos se conoce al árbol. Si crees que tienes algo que aportar, adelante. Yo estoy impaciente porque expongas tus sabias palabras.
Atentamente.
Tadeo

Orly Mazabel Frid dijo...

mmm y ahora bien que sabes de aquellos grupos que dominan parte del saber humano aparentemente aunque se que ay otros ay dos, Los Masones y el Opus Dei, los masones a veces abren puertas de conocimiento a gente que creen capaz de pueda abrir los ojos, pero no estoy de acuerdo con su hermetismo, a lo largo de la historia nos han vendido la idea de que no toda la gente tiene la capacidad de entender o conocer, pero yo creo que sì, todos podemos.
Ahora bien respecto a los seres de luz y oscuridad por que a veces siento por lo menos ùltimamente que si estàn en lucha continua, te pongo un ejemplo alguien que mata a una persona y alguien que ayuda a personas, siento o que estàn en lucha o que ay cierto tipo de lucha, se supone o por lo menos yo siento que estamos en ascenciòn, mi maestro de kung fu me lo esplico algo asì como si estuvieramos en una escalera y que no podemos descender niveles, pero yo me pregunto si en realidad podemos descender niveles? Osea si existe gente oscura que puede serlo aùn màs?

Dina dijo...

Hola Tadeo! muy interesante lo que expones, coincido contigo en muchas cosas, solo que lo del infierno no me queda muy claro, siempre he pensado que las personas poco evolucionadas y que necesitan aprender mas estan en el nivel de la soledad y de la octava esfera de bajas vibraciones espirituales, puede ser algo como el infierno que mencionas, pero que no entiendo como el clásico infierno que nos enseña la Iglesia Católica.
Ahora bien, coincido plenamente en la capacidad de sentir entidades de otros mundos y muertos, de hecho yo siempre he tenido esa sensibilidad, no sé si se pueda considerar un don o no, depende de cómo se le mire y como se le entienda, antes me daba miedo ahora ya no, creo que en la medida en que evolucionamos más aprendemos que el miedo es como mensajes que recibimos de entidades de bajas vibraciones para confundirnos en nuestro camino evolutivo y que debemos superar ese miedo, sin embargo es un camino duro de hacer, porque estando en este plano material, seguimos de algún modo apegados a esa emoción que nos destruye, yo aún ando en cierto modo tratando de superarlo. Aprender el desapego es algo que nos beneficia y nos hace crecer, pero como cuesta.
Mil gracias por compartir, desde que comencé a leerte anoche siento que tienes muchas vidas andadas y que incluso eres un maestro, guru, o algún sabio veda, que regresa con la misión de abrir la conciencia y trasmitir. Ya somos muchos en ese camino, y es algo que me ayuda a comprender que no estoy sola y que estoy en el camino correcto.
Un beso!

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Orly y Dina.
Ya es tarde y no tengo tiempo para responderles, pero mañana pasaré por aquí sin falta. Espero que se encuentren con mis mensajes aunque un poco tardíos. Besitos.
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Orly:
Procuraré responder a tus interrogantes. Iré poco a poco.
Hablas de ciertos grupos de poder terrenales, de gente que se cree con el poder de transformar el mundo. He hablado con gente y me habla de los Iluminati. Bueno, para hablar en propiedad, los Iluminati son un grupo religioso considerado herético por su manera heterodoxa de entender las santas escrituras. Pero en esencia eran cristianos. Estoy hablando de un grupo medieval. Pues debes saber que los católicos a sangre y fuego y matando a mucha gente, se hicieron con el monopolio de la fe, muchas veces cometiendo verdaderas atrocidades, pues en muchos casos, algunos de esos grupos “heréticos” habían hecho interpretaciones muy válidas del discurso de Jesús.
Tú me hablas del Opus Dei, y de los Masones. La verdad es que existe una diferencia notable entre unos y otros. Los miembros del Opus Dei son católicos. La masonería es una sociedad secreta, que tiene sus códigos éticos, morales, códigos de conducta, y también se basan en determinados principios religiosos, y más que religiosos, filosóficos, porque se puede ser masón y practicar otras religiones sin caer en demasiadas contradicciones. Del mismo estilo son la Orden de Los Rosacruces.
Dices tú que estas personas detentan parte del saber humano. Creo que los llamados Iluminati, pero me refiero a estos personajes ricos y poderosos, que no son los antiguos iluminati, y tal vez el Opus Dei, puede, desde su poder económico, garantizar, no diría yo, el desarrollo y la evolución del ser humano o del planeta, más bien creo que se preocupan por detentar el poder el poder económico. Se preocupan por no perder su parte del pastel económico, que al mismo tiempo les permite no perder su parte del pastel político.
Pero, querida Orly, creo que mejor te olvidas de todos estos. Jesús no está al centro de estos grupos. Aquí se habla de poderes terrenales, y yo hablo de poderes espirituales. Esas personas están preocupadas por defender el poder terrenal que han cosechado, pero tú y yo estamos libres de esas cadenas. Ningún gran ser se metería en esos corrillos. También hay que decir, que algunos acumulan riquezas pensando en que será útil para el día que venga el Mesías. Pero sabes, ¿Has visto la película El Señor de los Anillos? El anillo le hacía daño a la persona que lo transportaba. Había que ser un ser muy limpio de alma para llevarlo consigo, y había que llevarlo como una cruz. El anillo, como el dinero, es demasiado tentador, y puede que esas personas que lo detentan, llegue un día que no se atrevan a soltarlo, aún teniendo al Mesías delante. Sálvate tú de llevar en las manos ese anillo. Que lo lleven ellos y ya Dios dirá si terminan como Frodo, o como Golum, ese bicho raro que terminó hecho un guiñapo humano y muerto en el mismo fuego de su ambición.
Respecto al hermetismo, creo que está justificado. He conocido a personas que han utilizado determinados poderes espirituales para fines muy mundanos y terrenales, y cuando uno utiliza determinado poder incorrectamente, más que bien, se hace mal, muchas veces, un mal irreparable. Los maestros que tienen la misión de ayudar al crecimiento de la humanidad, deben tener el cuidado de poner esos poderes en las manos de aquellos que verdaderamente se encuentran preparados para hacer un buen uso de ellos. Por desgracia, hay gente que pulula por los centros espirituales y frecuentan a los gurús, con sus almas repletas de ambiciones materiales y mundanas, y en tales condiciones uno no puede avanzar con determinados poderes en la mano.
(continua)

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

(viene de arriba)

Querida Orly, hablas mucho de seres de luz y seres de sombra. A ver, todas las personas somos seres de luz y sombra. No separes a las personas de ese modo. La sabiduría reside en comprender que todos somos UNO. Ya la naturaleza y la vida mundana nos separa demasiado. Dirige tu mente hacia la idea de la Unidad. Descúbrela a tu alrededor, y disfruta de ella.
En el mundo de los vivos, como en el mundo de los muertos, hay personas más puras o luminosas que otras, pero salvo raras excepciones, en el mundo de los vivos y en el mundo de los muertos, es decir, en el plano astral, todos los seres que estamos, somos seres de sombras, más que seres de Luz. Se empiezan a encontrar seres de luz, en los subplanos superiores del plano mental. Pero en el físico y en el astral, esto está lleno de oscuridad, y por eso prima la idea de la separatividad. Cuando eres capaz de conectar con la idea de la unicidad, es como si se encendiera una luz en medio de la oscura noche.
Claro que hay acciones que te pueden hacer retroceder. Si matas a una persona, ese acto no te hace avanzar. Con él has cometido un error. Pero no puedes medir con el mismo rasero a todo el mundo. Te explico. Puede que una persona venga a la tierra en una nueva encarnación y trae el gran pecado de haber matado a una persona. En esta vida, esa persona se verá envuelta en una situación similar a la que lo llevó a cometer el asesinato. Por tanto, si mata de nuevo, se queda igual, si no mata, habrá superado la prueba. Ahora bien, si yo, que no traigo deudas de sangre de mi vida pasada, mato a alguien, en mi caso, es más grave el asesinato, que en el caso del que arrastraba el asesinato de una vida anterior.
Pongo otro ejemplo. Un hombre mata a su esposa porque le ha sido infiel en una vida anterior. En esta vida la ley del karma empujará de nuevo a esa mujer a ser infiel porque es necesario que se dé la misma circunstancia para que el marido la perdone. Pueden darse dos cosas, una, que la mujer desde su voluntad, frene el karma que la empuja a ser infiel y no lo sea, o dos, que ella sea infiel y que su marido la perdone. En tal caso, el marido habrá pasado la prueba. Así se rompen las cadenas kármicas.
Muchas veces dichas cadenas no se rompen violentamente, sino que se van desgastando. Por ejemplo, si la mujer le es infiel y él se divorcia, y se queda odiándola para toda la vida y se muere con ese odio hacia ella, eso es una cadena que tendrá que superar en su vida siguiente, porque todo mal pensamiento y todo mal sentimiento es una cadena que es necesario limar. Claro, es una cadena más sutil que la cadena del asesinato.
Por lo general, las personas que estamos en la tierra, avanzamos en el camino. No puede ser, al menos yo no lo creo, que salgas de la encarnación, más atrasado de cómo llegaste, porque siempre vienes a la tierra en un momento en que las condiciones sociales te permiten avanzar. Pongo un ejemplo.
Un padre mata a su hijo porque se avergonzaba de él porque era homosexual. Esas dos personas vendrán a la tierra en un momento y en un país en que el padre pueda aceptar sin tanta vergüenza, la homosexualidad de su hijo. Es decir, que la sociedad avanza, los tiempos cambian, y lo hace de manera tal que los seres humanos podamos ir limando nuestras deudas.
Espero haber respondido a tus dudas. Un abrazo:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Dina:
Intentaré responder a lo que me preguntas.
Dices que no te queda claro lo que explico sobre el Infierno. Pero no me dices con claridad, qué es lo que deseas que te explique.
Según las teorías teosóficas, que no hacen más que recoger el pensamiento budista e hinduista entre otros, cada plano de existencia está dividido en 7 subplanos. Los planos son: FÍSICO, ASTRAL O EMOCIONAL, MENTAL, BÚDICO, ÁTMICO , MONÁDICO Y ÁDICO.
Si quitamos el plano ÁDICO, que es el plano de la divinidad, el plano donde no hay separatividad, el plano donde nada existe y a la vez existe todo, nos quedan otros 6 planos. Los tres primeros, son planos materiales, es decir:
PLANOS MATERIALES: físico, astral y mental.
PLANOS ESPIRITUALES: búdico, átmico y monádico.
Colocar el infierno en su lugar, es un poco complejo, pues la idea del infierno es una idea cristiana, que la traigo a colación sólo para que la gente se haga una idea.
El llamado infierno, que no lo es tal como lo describe Dante, estaría conformado por los subplanos inferiores del plano ASTRAL O EMOCIONAL. Es decir, cuando mueres, pasas al plano ASTRAL O EMOCIONAL, y en dependencia de tus deudas, de tus ataduras, tendrás en ese plano un tipo de vida mejor o peor.
Cuando se está en ese plano, las leyes de los hombres no existen. Allí eres naturaleza. No es que venga un carcelero a encerrarte y a maltratarte porque has sido malo. No. Si matas a una persona el “castigo” que recibes, es tener que volver a la tierra y soportar que te pongan delante otra vez el problema para que lo resuelvas correctamente.
Si has llevado una vida de lujos, y donde todo lo que querías lo tenías al alcance de la mano, y recibiste el reconocimiento social por lo que tenías, te encontrarás en un mundo donde no tendrás nada, ni cuerpo, y allí tendrás que lidiar con personas a las que en vida humillaste, rechazaste e ignoraste y los verás viviendo sus vidas posiblemente más felices que tú, porque tendrán menos cadenas materiales. Porque el pensamiento y las emociones que están dirigidas a los objetos materiales, te encadenan a esos objetos.
No es lo mismo que tú gran amor haya sido otra persona, a que tú gran amor haya sido un tesoro que tenías enterrado en el jardín de tu casa. Si tu gran amor ha sido una persona, en el plano astral tendrás a esa persona porque las personas trascendemos el plano físico. Si tu gran amor ha sido un tesoro, tu cuerpo astral se quedará pegado a ese objeto material y eso dificultará tu ascensión.
Si eres fumador, si en la tierra no puedes dejar de fumar, allí tendrás mono de tabaco y no podrás fumar porque no tendrás ni tabaco ni cuerpo para fumar. Si estás apegado al sexo, allí no podrás tener sexo ni cuerpo con qué realizarlo, en fin. Todo apego material, es malo porque luego tendrás que desapegarte de él a la fuerza.
Entonces, está claro que esas personas que ya desde la tierra empezaron a prepararse para su vida después de la vida, allí estarán mucho mejor. Tendrán cuerpos más luminosos, estarán menos presos, menos encadenados porque la vida te equilibra. Somos un equilibrio entre lo material y lo espiritual. Hay personas que dicen: “yo disfruto en la tierra y luego ya veremos”. Pues bien, la justicia llega en el otro plano porque lo que sí sucede es que nadie se escapa a la justicia de la naturaleza, que es la misma justicia de Dios. Lo que pasa es que la media de la vida en la tierra es de 75 años, y la media de vida en el plano astral es de 144 años, es decir, el doble.
Querida Dina, hablas de que percibes cosas. Eso me parece muy bien y es genial que lo asumas con naturalidad.
(continua)

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

(viene de arriba)
Luego, hablas del miedo y dices que son mensajes que recibimos de entidades de bajas vibraciones para confundirnos en nuestro camino evolutivo.
Desde mi punto de vista, te digo lo siguiente, el miedo es una emoción negativa. Sentimos miedo ante lo desconocido, y está relacionado con situaciones de peligro para nuestra integridad física. Todo aquello que te pone en peligro, te da miedo, y todo aquello que puede hacerte daño tanto física, como emocionalmente, te da miedo. Y claro, lo desconocido, que no sabemos si nos puede hacer daño o no, nos da miedo.
El miedo lo fabricamos los seres humanos, tanto vivos como muertos. No es que el miedo te lo manda nadie. El miedo está, y hace daño. Tú estás interactuando en tu vida con el miedo que tú misma fabricas, estás interactuando con el miedo que fabrican los demás estando vivos, y también con el miedo que fabricaron en vida esos que ya murieron. Todo ese miedo puesto en la balanza, se equilibra con el sentimiento contrario y el pensamiento contrario, que es el sentimiento de seguridad, de valor, de plenitud, de confianza. Fabricando confianza, combatimos el miedo, y es una necesidad fabricar esa confianza, transmitir esa confianza. Por eso escribo en mi blog, porque el saber, el conocimiento da confianza y mata los miedos.

Ahora bien, sí es cierto que existen en la naturaleza lo que los maestros de sabiduría llaman elementales del deseo. Son seres (no los imagines como seres de naturaleza humana o humanoide. Es preferible que los veas como una energía) que se apegan a la persona que esté en conexión con ellos. Por ejemplo, hay elementales del deseo de beber. Esos seres se acercan a los bebedores y lo hacen beber más y más, es decir, potencian en él, ese deseo. Los elementales del deseo sexual se apegan a las personas atadas al sexo y lo hacen sentir aún más reforzados sus deseos. Los elementales de la avaricia, fortalecen en ti la avaricia. Los elementales del miedo, fortalecen en ti el miedo.
Por eso es que a veces nos encontramos luchando contra nosotros mismos para romper determinada trampa emocional donde nos hayamos prisioneros. ¿No te ha pasado nunca que dices por ejemplo? Voy a hacer esto, pero te faltan las fuerzas. O dices, no haré más esto otro, que no es correcto, y sin embargo, vuelves a caer. O dices: “Bueno, esta vez es la última. Una y no más” y te pasas años diciendo que será la última vez. Bueno, en ese caso estamos luchando contra los elementales del deseo y contra nosotros mismos.
En esta lucha tenemos como armas, nuestra mente y nuestra voluntad. La mente no vive presa de esas cadenas emocionales. La mente por lo general , es más estable y sensata y nos dice lo que está bien y lo que está mal. No siempre, pero cuando tienes claro dónde está el bien, lo tienes claro. Luego, tienes que luchar contra las tentaciones que atacan sobre tu emotividad que es tu punto débil.
Incluso, te daré un consejo. Supongamos que tienes miedo a la oscuridad. Si le dices a otra persona. Tengo miedo a la oscuridad. Esa persona fabricará automáticamente un pensamiento que dice: “Ella tiene miedo a la oscuridad”, y tal pensamiento, fortalecerá tu miedo. Será una barrera más para que lo venzas. Por tanto, si quieres superar un problema, procura no comentarlo, no por vergüenza, sino para que no fortalezcas el problema con los pensamientos ajenos. Y si tienes problemas de dinero, es preferible que no te estés martillando la cabeza con esa idea, porque el pensamiento es creador. Dios imaginó este mundo, y el mundo se formó, y tú eres como Dios, sólo que no tienes esa convicción. Por eso Jesús, que sí tenía la convicción de que era Dios, se daba el lujo de caminar sobre las aguas, etc.
(continua)

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

(viene de arriba)
Él siempre decía, yo soy el hijo del hombre, yo soy uno más que ustedes, la diferencia está en que tengo fe. Yo creo que puedo hacerlo, y como tengo esa fe, lo puedo hacer. La fe mueve montañas, decía. Y cuando invitó a Pedro a andar sobre las aguas, él se hundió porque no creyó fielmente que podía hacerlo. Está claro que en la naturaleza las cosas no se materializan porque las pensemos solamente.Pero siempre un pensamiento es la semilla de toda obra materializada, por tanto, si quieres algo, empieza por imaginarlo, por idearlo y luego con tu mente poténcialo. Eso sí, cuidado con lo que pides, porque te puedes hacer daño con ello.
También te digo, mientras más pura es el alma del ser, más poder tiene su pensamiento, porque está su mente y su corazón (y entiende corazón por cuerpos búdico, átmico y monádico) en mejor conexión con esos universos no materiales.
Por eso, los seres más materiales, tienen más capacidad para atraer hacia sí, la materialidad, el dinero, etc. Mientras que los seres más espirituales están mejor preparados para atraer hacia sí, los tesoros del mundo espiritual.
Por desgracia vivimos en un mundo donde se nos invita a acaparar tesoros materiales, y los tesoros espirituales nos pasan por delante de nuestros ojos y no los vemos. Pero Jesús decía: “No hagáis tesoros en la tierra, haced tesoros en el cielo” porque los tesoros de la tierra son perecederos, mientras que los tesoros del cielo son más duraderos porque te los puedes llevar contigo después de la muerte del cuerpo físico. El que es rico en espiritualidad, siempre lo será. El que es rico en materialidad, sólo lo será aquí en la tierra.
Un hombre occidental de visita en la India se presentó en casa de un famoso gurú buscando respuestas y deseoso de conocer a aquel ser tan grande. Al entrar en su casa, se quedó sorprendido ante la pobreza que había allí. No encontró una silla donde sentarse y le dijo al maestro. ¿Dónde están tus muebles? El maestro le respondió: ¿Dónde están los tuyos? El occidental le respondió: No, es que yo estoy de paso, y el maestro le contestó: “Yo también.
Dices que el desapego cuesta, jejeje. Sí, querida amiga, cuesta, pero tienes todo el tiempo del mundo para conseguirlo. Lo importante es que te dediques a tus tareas espirituales cada día de tu vida, que no haya en ella, nada más importante que tu crecimiento. Cada paso que des en la vida, cada acción, cada pensamiento, cada emoción que lances fuera de ti, debe llevar la impronta, el sello de tu formación como ser espiritual. Sólo así se consigue. El crecimiento espiritual no se puede ni se debe posponer.
Sobre quién soy, bueno, yo no lo sé bien. Me han pasado cosas en la vida que me hacen darme cuenta de que algo de camino andado tengo, pero no vale la pena alimentar el ego con esas cosas. Cuando me ocurren cosas como que llego a un templo y las deidades dejan de hacer lo que están haciendo para venir a saludarme, entonces me preocupo y hasta me entristezco porque pienso: “Si soy ese ser elevado que algunos piensan, entonces muy mal andamos, porque yo me veo a mí mismo como un ser que recién empieza en esto, con casi todo por aprender”.
Ojalá que mis palabras te ayuden a poner luz en tu mente. Yo me siento feliz con eso, y es uno de mis tesoros. Besitos.
Tadeo

carola dijo...

ultimamente veo muchas apariciones! y todas cuando estoy en mi cuarto en las noches siempre despues de media noche nunca de dia! a veces me parece que tengo varias personas alrededor de mi cama al principio me asustaba mucho pero ahora lo que hago es que cierro mis ojos y me vuelvo a dormir!y me digo ya estoy cansada de esto!y no le paro a la aparicion pero el que si esta muy preocupado es mi esposo por esta situacion! todas las noches me encomiendo a la virgen para que vele mis sueños y no despertar en las noches con estas visiones! aunque a veces pienso que sera que lo soñe o lo vi!! me agrado compartir esta eaperiencia con tigo!!

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Gracias, Carola, por compartir conmigo tu experiencia. Creo que lo mejor es no sentir miedo. El miedo abre puertas hacia el plano astral, pero en lugares negativos. Lo mejor es abrir esos portales en sitios buenos y para eso lo mejor es llenarse de buena energía. Besitos:
Tadeo