miércoles, 26 de mayo de 2010

EL CAMINO DEL ARCO IRIS


EL CAMINO DEL ARCO IRIS


Cada vez nos resulta más familiar la idea de que somos seres energéticos. Hace ya tiempo que los científicos nos vienen hablando sin rubor de que la materia no es más nada que una sensación, y eso se debe a los estudios realizados en el campo de la física atómica.


Se nos ha dicho con claridad, que casi todo lo que hay en un átomo es vacío. Que podríamos imaginarnos la estructura del átomo pensando en un campo de fútbol y un simple balón. Colocando éste, en el centro del campo, el balón equivaldría al núcleo del átomo, y todo el espacio que comprende el estadium sería el vacío que existe dentro de cada uno de nuestros átomos, y ya sabemos que absolutamente todo, incluyéndonos a nosotros mismos, estamos compuestos por átomos.


Dicen los científicos que somos energía, y que el movimiento de esa energía que somos, es precisamente lo que nos hace percibir la sensación de solidez, pero que es sólo eso, una sensación.


Si nos acercamos a la religión hinduista en general, o a una de sus vertientes más conocidas en Occidente: EL YOGA, nos encontramos con una compleja teoría que tiene en su centro el estudio de las energías corporales.


Según ellos, toda persona tiene un cuerpo energético o etérico por el que circulan infinidad de energías las cuales constituyen lo que ellos denominan: EL PRANA. Los chakras vendrían a ser los centros corporales encargados de recibir, acumular, transformar y distribuir esa energía por todo nuestro cuerpo. Nos dicen además, que un cuerpo energéticamente armonizado, es un cuerpo sano, y que los desequilibrios energéticos de nuestro cuerpo, son la base para la aparición de las diferentes enfermedades.


Sin intención de convertir estos apuntes en un tratado acerca de los chakras y las energías, diré que se hablan de 7 grandes chakras en el cuerpo etérico de una persona, los cuales, a su vez, están complementados por cientos de chakras menores. Y como esta teoría de los chakras y de la energía, se le puede atribuir a todos los cuerpos, podríamos hablar entonces de la existencia incluso, de 7 grandes chakras o centros de poder en el universo, de 7 grandes chakras o centros de poder en nuestro planeta, de 7 grandes chakras o centros de poder en cada uno de los continentes, de 7 grandes chakras o centros de poder en cada uno de los países, de 7 grandes chakras o centros de poder energético en nuestro cuerpo y así cierro el círculo, aún consciente de que estamos hablando de un ciclo infinito.


Los 7 chakras fundamentales de nuestro cuerpo son asociados a los 7 colores del espectro visible, desde el rojo hasta el violeta. Partiendo desde el ckakra de energía violeta (más espiritual) hasta el ckacra de energía roja (más material) serían los siguientes:


1-SAJASRARA CHAKRÁ: Es el chakra maestro que controla a los demás y de alguna manera, los contiene a todos. Se simboliza con una flor de loto de mil pétalos y se encuentra localizado fuera del cuerpo, encima de la cabeza.


2-AGÑÁ CHAKRÁ: Es el chakra del tiempo, la percepción y la luz. Simbolizado por una flor de loto de dos pétalos. De color índigo. Se le relaciona en occidente con la glándula pineal.


3-VISHUDDHA CHAKRÁ: Se relaciona con la comunicación y el crecimiento, siendo el crecimiento una forma de expresión. Se simboliza con una flor de loto de 16 pétalos. De color azul. Los occidentales lo relacionan con la tiroides, una glándula que se encuentra en la garganta y produce determinadas hormonas responsables del crecimiento y el desarrollo.


4-ANAJATA CHAKRÁ: Se relaciona con la emoción, la compasión, el amor, el equilibrio y el bienestar. Se simboliza con una flor de loto de doce pétalos y de color verde.


5-MANIPURA CHAKRÁ: Se relaciona con la digestión. Está simbolizado por una flor de loto de 10 pétalos de color amarillo.


6-SUADHISTHANA CHAKRÁ: Se relaciona con la sexualidad y la creatividad. Simbolizado por una flor de loto de 6 pétalos de color naranja. Se localiza en la zona sexual.


7-MULADHARÁ CHAKRÁ: (Sostén de la raíz) Se representa con una flor de loto de 4 pétalos de color rojo y se encuentra situado en la zona del pubis. Está relacionado con el instinto de conservación.


Supuestamente, las personas que tienen el don de la visión del aura, son capaces de percibir en cada uno de los seres humanos, una gama de colores tal que corresponda al estado evolutivo del individuo. Dicho de otro modo, un ser poco evolucionado espiritualmente, tendrá una energía cuyos colores estarán más cerca del rojo, mientras que un ser espiritual, su energía estaría más cercana al color violeta.


Todo parece indicar, que los seres humanos a lo largo de sus sucesivas vidas o reencarnaciones, van purificando su vehículo energético conjuntamente con el resto de sus vehículos. Parece ser que las energías más materiales, son desarrolladas en primer lugar, por la propia necesidad que tiene el ser humano de preservar su vida, de reproducirse y de alimentarse. De ahí que las energías correspondientes a los colores rojo, naranja y amarillo, se encuentren prácticamente de manera espontánea y natural en el aura de las personas.


Sin embargo, la aparición de los colores verde, azul, índigo y violeta, no se da de una manera tan espontánea, sino que aparecen como resultado de la búsqueda espiritual del individuo, teniendo en cuenta que seguramente, nuestra propia vida nos impone como humanidad el camino del crecimiento espiritual. Parece ser que el hecho de que desarrollemos todas estas energías espirituales, no es una cuestión electiva, ni un capricho, sino que forma parte de nuestro ciclo evolutivo como seres.


Dicho de este modo, el camino correcto de crecimiento y desarrollo del ser humano pasa por "despertar" y equilibrar todas nuestras energías. Armonizar por tanto, las energías materiales que ya tenemos desarrolladas dentro de nosotros, con esas otras energías espirituales aún sin madurar. De este modo, llegaremos a ser seres verdaderamente equilibrados, sanos y felices.


Ahora bien, al parecer, a lo largo de la historia de la humanidad no siempre hemos tenido en cuenta esta lógica de pensamiento. Como consecuencia, a mi juicio, de las malas interpretaciones de la palabra de grandes seres espirituales como Jesús, se llegó a demonizar y a atacar violentamente en nombre de lo espiritual, nuestras energías materiales.


De este modo se convirtieron en pecados el deseo sexual, (lujuria) y el deseo de alimentarse (gula), entre otros instintos.


Mirando el arco iris, observando su belleza, belleza que está dada por su perfección, por su equilibrio, llegamos a la conclusión de que lo que tiene que hacer el ser humano para ser un ser energéticamente bello, para ser un ser equilibrado y sano, no es matar sus energías materiales, sino desarrollar sus energías espirituales.


Hoy por hoy nos encontramos a personas que durante sucesivas encarnaciones se han dedicado a matar sus deseos sexuales, atrofiando la energía del sexto chakra, y se han creído grandes seres espirituales, sin darse cuenta que ese camino es perjudicial.


El propio Gautama el Buda, lo comprendió cuando decidió no hacer vida ascética. En la India de su tiempo, encontraba que las personas que buscaban el camino del crecimiento espiritual, se dedicaban a mortificar su cuerpo, a prohibirse todos los placeres mundanos con el fin de que aflorara su naturaleza espiritual con el simple ejercicio de matar su naturaleza inferior y mundana.


Tampoco Jesús de Nazaret tomó el camino del ascetismo. Eso quiere decir, y al parecer, la lógica lo respalda, que el camino ideal para desarrollarnos como seres, no pasa por atrofiar ninguna de nuestras energías, más bien, deberíamos tomar consciencia de quiénes somos, y a dónde vamos, para de este modo no hacernos daño a lo largo del camino.


Todo parece indicar que llevamos siglos haciéndonos daño a nosotros mismos en aras de la purificación, en aras de la elevación espiritual y nos hemos olvidado de amarnos a nosotros mismos tal cual somos, seres imperfectos en evolución. Y no nos hemos dado cuenta de que todo lo que somos, es obra de Dios, por tanto, no tenemos que arrancar de nosotros nuestras energías e impulsos materiales, tan sólo debemos equilibrar nuestro cuerpo con las energías espirituales que debemos ir desarrollando y despertando poco a poco.
Pero la idea que quiero transmitir es que debemos ir sumando dentro de nosotros, y en ningún caso, restando, separando, discriminando, demonizando. Todo lo que hay en nosotros es divino, y el arco iris no será más hermoso, porque le quitemos determinados colores.


Del mismo modo en que el arco iris, para ser la maravilla que es, necesita de sus 7 colores. El ser humano, para manifestar la maravilla que es, necesita ser un compendio armonioso de todas sus energías, las materiales y las espirituales.


Está claro que nos encontramos como humanidad en un punto de nuestra evolución en que debemos centrar nuestros esfuerzos en desarrollar nuestra espiritualidad, pero nunca busquemos convertirnos en seres espirituales, matando nuestras formas energéticas materiales, porque si lo hacemos, nunca llegaremos a ninguna parte. No seríamos seres en equilibrio y en armonía, y por tanto, no podríamos iguales a Dios, pues Dios no es otra cosa que EQUILIBRIO, ARMONÍA, BELLEZA Y AMOR.


TADEO

12 comentarios:

Marisol dijo...

No he leído toda tu entrada, pero sí es cierto que somos energía y que todos tenemos un aura.
Te dejo un cordial saludo desde Berlín.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Marisol:
Qué bueno que pasaras por aquí. Sigo confiando en que puedas terminar de leer en algún momento. Un abrazo:
Tadeo

Alimontero dijo...

Hola querido amigo, tanto tiempo que no sé de tí... como marcha todo??
Aqui luego del terremoto, chile, la cosa ha cambiado mucho... tanto como que cambió el eje de la tierra.
Desde entonces que muchas cosas "se movieron" tanto dentro mío como, humildamente, en cada uno de nosotros,...y la humanidad misma.
No duermo bien...
Entonces pido a mis maestros me guíen y orienten para bien de todos y recordar-me que solo soy un instrumento de Dios en la vida...a Su servicio estoy..

Que Dios te bendiga,

Ali
me ha encantado todo lo que has escrito... sabía gran parte de ello
;-)

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Ali:
Es raro de poner en palabras lo que me pasa ahora mismo. Tal vez, después de vuestro terremoto, algo cambió también dentro de mí.
Quiero que sepas que no sólo tú notas el cambio, que no sólo en Chile se siente.
Cuando me voy del plano físico, me duermo, y trato de mirar en el plano astral, noto como un gran estrés, como un gran corre corre. Como si todo el mundo estaría aprovechando el poco tiempo que queda para lo que va a suceder muy pronto.
A veces siento que me pasan tanta información, que me quejo y digo, pero bueno, ¿es que no ven que no tengo tiempo para procesar todo esto?
Tal vez por ello, y por otras cosas que también me han sucedido, ando perdido. No tengo tiempo para nada, ni para actualizar mis blogs. Me duelo por ello. Pero así es la vida.
Me ha dado mucha alegría tener tus palabras. Ya te devolveré la visita. Muchos besos para ti de tu.
Tadeo

saltar del tren dijo...

Tadeo, aprendí algo más leyendo tu blog.
Muy interesante! Nos seguimos visitando.
Besos
María Eugenia

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Maria Eugenia:
Para mí es un placer tenerte por aquí. Qué bien que mis palabras te sirvieran. No sé si viste que tengo un blog de poesía. Lo digo porque veo que te interesa la literatura...
Besitos:
Tadeo

MarianGardi dijo...

Que hermoso!!
Me gusto leerlo y ver que hay personas en esta nota energetica.
Gracias por tu presencia
Un abrazo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Marian:
Para mí es un placer contar con tu presencia en mis escritos. Besos.
Tadeo

María Jesús Verdú dijo...

He leído algunos de los posts de este blog y me resultan partiularmente interesantes. Sin duda, tienes un corazón abierto y un alma inteligente, de esas almas viejas y llenas de luz, que profundizan en los aspectos más bellos y auténticos de la exsitencia.
Felicidades por cada escrito, sobre todo, por tu visión del 2012. Me parece brillante, elaborada y exhaustiva. Tu blog es un manantial de sabiduría, luz y espititualidad.
Un placer disfrutar de tu blog en esta mañana de sábado. Te sigo.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola María Jesús.
Gracias por decirte todas esas cosas hermosas. Iré ahora mismo a leer mi post del 2012 a ver qué es lo que dije en él, pues ya lo he olvidado, jejeje. De veras, gracias, me haces muy feliz. Besitos:
Tadeo

Patyclau dijo...

Sinceramennte estoy muy agusto, me encanta reencontrarme con ideas, con verdades....todo esta bien, al final, si nos vamos dando cuenta y empezamos a ser un poco conscientes de "Todo".

Un abrazo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Patyclau:
Para mí es un placer compartir contigo estos momentos de reflexión. Estamos en contacto. Besitos:
Tadeo