viernes, 23 de mayo de 2008

EL SECRETO OCULTO DE LOS AZTECAS


EL SECRETO OCULTO DE LOS AZTECAS

Dicen que cuando los españoles llegaron a Teotihuacan, la espléndida ciudad azteca por entonces abandonada, se quedaron boquiabiertos ante tanta majestuosidad.
¿Cómo era posible que una ciudad tan magnífica se encontrara allí en tal condición de abandono? Muy poco se sabe al respeto.

Cuando Hernán Cortés y sus hombres, preguntaron a los nativos sobre lo allí sucedido, no consiguieron de ellos, respuestas demasiado claras. Las razones que les referían, apenas resultaban entendibles para la mentalidad occidental.
Ellos explicaban, entre otras cosas, que:

“En un mundo muerto, un dios humilde y enfermo, Natuatzin, encontró en este lugar al dios Tecuciztecaltl, que hacía penitencia. Ambos se arrojaron al fuego sagrado, se convirtieron en la quinta luna y el quinto sol, edificaron las pirámides y crearon al hombre.”
Teotihuacan significa “Ciudad de los Dioses”. Parece ser que allí la vida religiosa estaba en el centro del pensamiento de sus moradores. Me temo que los sacerdotes encargados de preservar su sabiduría ancestral, contaban con todo el poder necesario para hacerlo.
No soy un experto en el tema, así que no me extenderé demasiado en estas cuestiones. Sólo quiero contarles algo que me pasó una vez que me acerqué al universo de la cultura azteca.
Hace ya tres años, en 2005, me acerqué al museo Guggenheim de Bilbao para disfrutar de la mayor exposición azteca que se hubiera organizado nunca en el mundo. Se trataba de 600 piezas procedentes de esta milenaria cultura, las cuales venían, en el 80% de museos mexicanos, y el 20% restante, de museos europeos y estadounidenses.
Paseando por sus salas, me vi inmerso en un mundo muy interesante y atrayente. La exposición estaba compuesta por esculturas, relieves, cerámicas, joyas, instrumentos musicales y diversos objetos labrados en jade y madera. Al acercarme a algunas de aquellas esculturas sentía que una extraña energía salía de ellas. Era tan fuerte, que simplemente me quedaba quieto a su lado, como dejándome poseer, al tiempo que le decía a mi esposa en voz baja: “Estás piedras están cargadas”.
Colocados en un recinto especial se encontraban los 5 grandes ídolos conocidos como guerreros solares. El grupo de visitantes al que pertenecía, penetró en aquel espacio cuadrado y reducido, y los rodeamos con nuestros cuerpos y nuestra curiosidad mientras la guía dijo algo que me estremeció:

“Esto que tienen delante, son los 5 ídolos conocidos como guerreros solares. Así como los están mirando, se lo encontraron los españoles en el interior de la pirámide del sol en Teotihuacan. Debo decirles que son ustedes muy afortunados de poder tener delante estas cinco figuras, tal vez las más importantes de toda la exposición. Ellas se encuentran dispersas por el mundo. Pertenecen a diferentes museos, y ha sido una verdadera suerte que hayan podido coincidir aquí para el disfrute de todos ustedes”.

Sus palabras me hicieron sentir afortunado. No he podido poner mis pies en la pirámide del sol, (pensé), pero muchos de los que han ido hasta allí, no han podido disfrutar de esto que tengo delante gracias a la magia del poder aglutinador de los grandes museos como el Guggenheim de Bilbao.

Pero esto no fue lo único importante que dijo la guía.

“Cada uno de estos ídolos representa a un Dios, el cual, según los aztecas, gobernó el mundo durante una Era, y una Era equivale a un período de tiempo bastante amplio, tal vez equivalente a 2000 años o más”.

No me podía creer lo que estaba escuchando.

“Según los aztecas el supremo creador de todo fue el dios Ometecuhlti que, junto a su esposa Omecihuatl, creó toda la vida sobre la tierra. En otras versiones, esa pareja creadora original, se reduce a una sola divinidad llamada Ometeotl que adquiere una doble vertiente, por un lado la masculina, Ometecuhtli, y, por otro, la femenina, Omecihuatl. Así, este dios, que aparece como un dios del fuego y como el dios supremo del panteón azteca, es una divinidad andrógina. No recibió culto formal ni tampoco contó un centro de culto, pero estaba presente en cada ritual y en todas las elementos de este mundo. Esa pareja cósmica, o ese dios andrógino, dio a luz a los cuatro dioses que más tarde crearían cada uno de los soles y más tarde tuvo otras 1.600 divinidades más. Según la mitología azteca antes de nuestro sol, que es el quinto, existieron otros cuatro.”

No me lo podía creer. Escuchaba toda esta historia y mi cuerpo se llenaba por momentos de una felicidad increíble, ya les explicaré por qué.

“La leyenda mexica señalaba que cada uno de estos dioses creadores representados por estos cinco ídolos, luchaba por la supremacía en el mundo, empleando cada uno su propia fuerza cósmica: tierra, fuego, viento o agua. Mientras esas fuerzas se mantuvieran en equilibrio, el mundo estaba en orden y podía existir la era de un sol; sin embargo, si se producía un desequilibrio cósmico, ese sol, junto con la Tierra y los seres humanos de esa era, perecerían.”

“ El primero de esos cinco soles fue el creado por el dios Tezcatlipoca, que era el dios de la Tierra. Sin embargo, su creación fue algo imperfecta, ya que los seres humanos aparecieron con forma de gigantes y en vez de un sol completo, se formó medio sol. Aquellos gigantes seres humanos, se vieron obligados a sobrevivir solamente con bellotas y piñones. A consecuencia de esta pésima alimentación, los humanos crecieron poco y débiles. En un momento determinado de esa era, los jaguares devoraron al medio sol existente y, ayudados por la oscuridad, fueron destruyendo y asesinando a los seres humanos gigantes.”

“El segundo de esos soles fue creado por el dios Quetzalcoatl, dios del Viento. Bajo este sol, los humanos se alimentaron con semillas de árboles, que todavía eran insuficientes para fortalecer a los hombres, que debían sobrevivir a los fuertes vientos. Los tremendos huracanes en ocasiones arrojaban a los seres humanos lejos. A pesar de ello, algunos humanos lograron sobrevivir al ser capaces de transformarse en monos."

“Tlaloc, que era el dios de la Lluvia en la mitología azteca, creó el tercer sol. Durante la era del tercer sol, los seres humanos hambrientos vivían de cereales. En este mundo, fueron los tremendos volcanes los que provocaron las desgracias. Enromes volcanes hacían erupción y las cenizas caían desde el cielo, consumiendo y enterrando el mundo. Sin embargo algunos hombres sobrevivieron al convertirse en pájaros que podía escapar a aquellas destructivas erupciones.”

“Chalchiuhtlique, la diosa del Agua azteca, fue la encargada de la creación del cuarto sol. Los seres humanos de esta creación intentaron sobrevivir con una semilla conocida con el nombre de acicintli, pero ésta no era comida suficiente para los humanos, que tenían que enfrentarse a enormes inundaciones. El agua emergió del centro de la Tierra provocando una tremenda catástrofe en el mundo. Algunos seres humanos lograron sobrevivir a esta catástrofe convirtiéndose en peces.”

“Todas las creaciones anteriores habían sido destruidas por una catástrofe, y con ella habían desaparecido los soles, las tierras y los seres humanos de cada una de esas eras. Entonces los dioses se dieron cuenta de que la existencia del quinto sol solamente sería posible con el sacrificio de otro dios.”

“Así, los dioses decidieron levantar una enorme pira con ardiente fuego, si bien ninguno de ellos se atrevía a sacrificarse. Finalmente la decisión recayó en dos divinidades creadas por el supremo Ometeotl: los dioses Nanahuatl y Teucciztecatl.”

“ Éste último hizo hasta cuatro intentos para arrojarse al fuego, sin embargo, no tenía el suficiente valor y fue Nanahuatl, lleno de valentía, el primero en sacrificarse. Teucciztecatl consiguió reunir el suficiente coraje y finalmente siguió a Nanahuatl en el sacrificio. Nanahuatl se transformó en un sol resplandeciente, que ninguno de los dioses podía mirar directamente, mientras que su compañero se convirtió en la luna.”
“El resto de los dioses se percató de que Nanahuatl no se alzaría en el firmamento hasta que no recibiese alimento necesario, es decir: los corazones para comer y la sangre para beber, de otros dioses sacrificados. Tras el enfrentamiento entre Nanahuatl y la Estrella Matutina, que se enfadó ante la idea del sacrificio, este último dios que era el más feroz de los 1.600 dioses, fue derrotado.”

“ Entonces todas esas divinidades, las 1.600, decidieron sacrificarse para dar alimento a este quinto sol, tras lo cual Nanahuatl, se alzó desde el este. Esos dioses se sacrificaron, ofreciendo su sangre para dar vida a este quinto Sol, pero Hiutzilopochtli tuvo que luchar con las tinieblas para poder expulsarlas del mundo y esa lucha dio origen a las estrellas.”

“ En otras versiones, se cuenta que esos dioses se fueron arrojando uno tras otro a ese fuego legendario, hasta transformarse en los astros que componen el firmamento.”

“Los aztecas se creían a sí mismos como el pueblo elegido para mantener al sol con vida, sin su ayuda este quinto sol, terminado un ciclo de 52 años, no volvería a salir. Para este pueblo la sangre es un elemento fundamental, que del mismo modo que mantiene vivo al ser humano, también puede dar vida al actual sol, llamado Hiutzilopochtli.”

“ Por otro lado, este pueblo creía que igual que los cuatro soles anteriores, Hiutzilopochtli también podía desaparecer en un cataclismo y consideraban, además, que el mundo tal y como lo conocían, sería destruido en un gran terremoto, al final de un ciclo de la rueda calendárica de 52 años. Para mantenerlo vivo le proporcionaban como alimento un componente que sólo se encontraba en la sangre de las madres muertas en el parto, de los guerreros muertos en combate y de los prisioneros sacrificados.”

Después de escuchar toda esta historia, estaba electrizado por la emoción. Todo lo que nos contaba la guía, era casi idéntico, a lo que había leído yo en los libros de H.P. Blavatsky, especialmente en su obra La Doctrina Secreta. Y esta coincidencia me parecía increíble, pues Blavatsky recibió sus conocimientos de la cultura hindú, tibetana, fundamentalmente, pero no, de la cultura azteca.

Esto quería decir que tanto a un lado como al otro del Atlántico, pueblos desconocidos conservaban un conocimiento milenario y una misma manera de explicarse la historia de la Humanidad, muy diferente, por cierto, a la manera en la que hoy en día, la ciencia y la historia nos explica nuestra evolución planetaria y humana.
En cuanto tuve un chance, me le acerqué a la guía y le comenté sobre esta coincidencia insólita que acababa de advertir. Le dije:
Esta misma historia que nos has relatado, escrita de un modo más racional y cercana al pensamiento científico, es idéntica a la que narra H.P. Blavatsky en su libro La Doctrina Secreta.

Y ella, dejándome aún más atónito, si es que esto era ya posible, me dijo:

“No olvides que los sacerdotes aztecas jamás revelaron sus secretos a los españoles. Lo que sabemos al respecto, todo esto que yo he contado, ha salido de las conversaciones que sostuvieron los niños aztecas con los sacerdotes españoles durante las jornadas de catequesis.”

“Aquellos niños conocían una historia impresionante, que le habían enseñado sus padres, y que por costumbre era transmitida de generación en generación.
A lo mejor, los sabios aztecas, contaban a los niños esta historia en forma de cuento infantil, para que ellos se la pudieran aprender mejor, pero tal vez ellos mismos se explicaban todo esto de otro modo, quizás de un modo más cercano a lo que me cuentas tú de lo escrito por H.P.Blavatsky.”

Me fui del museo Guggenheim, convencido de que había recibido una importante revelación.

TADEO

13 comentarios:

Catalina Zentner dijo...

José Tadeo, este Blog es maravilloso. He quedado fascinada con este post, te cuento que la mitología guaraní tiene puntos que se aproximan a la azteca, todo ello nos acerca a un mundo increíble en poesía, belleza y espiritualidad.

PaCiTa dijo...

Bueno, es bastante impresionante la coincidencia.
Es lindo como tu vida esta marcada de estos momentos "mágicos"

Igualmente no entendí porque abandonaron Teotihuacan ...

saludos

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Catalina:
Soy feliz al verte por mi espacio. Me alegra mucho que este texto te haya gustado. Besitos:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Pacita:
Cierto, me pasan estas cosas. Son pequeños o grandes milagros, o a lo mejor es mi mente que me lleva a verlo así.
Sobre Teotihuacan, no sabemos lo que sucedió, es un gran misterio. Besitos y gracias por tu visita.
Tadeo

Dinora dijo...

Tadeo, Teotihuacán es un lugar mágico, espero algun día tengas ocasión de visitarlo, tengo la sensación de que percibirás mucho mas cosas que el común de los mortales

Saludos desde México ;)

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Dinora:
Muchas gracias por tus palabras. Me encantaría visitar Teotihuacán. A ver si Dios pone el dinero necesario en mis manos para llegar hasta allí. Seguramente podré ver cosas, sentir cosas, pues tengo algunas facultades desarrolladas para ver en los planos sutiles. BESITOS:
Tadeo

BETTINA PERRONI dijo...

Fascinada Tadeo con este post... he investigado tanto de los aztecas que por mucho he aprendido mucho de ellos y de su cosmovisión... date una vuelta por mi blog Genesis Encounter... ahi hay mucho material de investigación sobre ellos que he podido compartir. Te mando un saludo y te invito a que apoyes mi blog en la nominación de los Nobel Awards... vota por Génesis Origen en http://www.nobelprizeblog.com/

Y gracias!!!

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Bettina:
Me alegra mucho tenerte por aquí porque sé que este tema te toca de cerca. Si tú me dices que te ha gustado, entonces yo estoy encantado. Besitos:
Tadeo

naná dijo...

Hola Tadeo, qué emoción te habrás llevado al sentir esa energía, esa magia! sabés, siempre que he visitado lugares o sitios antiguos me cuesta desprenderme de ellos, y me atraen tanto que siempre trato de regresar; y a pesar de que a muchos no he vuelto, los llevo en mi con toda su historia y con lo que me transmitieron cuando estuve con ellos. Un placer leerte.
Besos.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Naná:
Qué placer tenerte por mi blog. Me alegra que te haya gustado este texto y saber que has tenido experiencias similares. Besitos:
Tadeo

Guerrero Aguila dijo...

No seas tonto y te pierdas la oportunidad de conocer... las reencarnaciones existen y a lo mejor tienes algo k ver ahi por eso te llamo la atencion.
yo vibre como tu la 1a vez k estuve arriba de la piramide del sol.
Estudia mas de este tema aun hay muchas cosas.
y recuerda k es obligacion de los mexicas cumplir con la ultima consigna del anahuac.

manpolis75 dijo...

muy interesante tadeo te felicito gracias por tu investigacion.

fernando dijo...

Amigos que quieran saber mas acerca de las culturas prehispanicas los invito a ver esta pagina unirse y darle like https://www.facebook.com/MexiconuestrosOrigenes