miércoles, 18 de junio de 2008

DIANA HA MUERTO

DIANA HA MUERTO

Con honda tristeza he recibido la noticia de la muerte de la perra de mi casa de Cuba. Se llamaba Diana, y era una perrita sin pedigrí. No era una perra de raza ni mucho menos, pero era un ser entrañable con el que compartimos nuestra vida durante los últimos 12 años.

Recuerdo perfectamente cuando llegó a casa. Mi cuñado andaba de visita con su hija en casa de un amigo, en un poblado cercano a Trinidad de Cuba, y mi sobrina , quien tenía por entonces apenas 4 años, se enamoró de la perrita nadamás verla. Así que no hubo manera de separarlas, y de este modo, después de muchos años, volvimos a tener perro en nuestro hogar.
Era la primera vez que veía un perro en casa. Yo siempre fui más de felinos que de canes. Es una pena que la era digital y la fotografía llegara tan tarde a mi vida. De lo contrario, tendría un post con todos los gatos que he tenido en mi vida, algunos de ellos, verdaderas preciosuras.

Pero cuando Diana llegó a nuestras vidas, los pocos gatos que visitaban la casa, ya no lo hicieron más para quedarse. Diana los echaba a todos, y ay de ellos si ella veía que yo me ponía a acariciarlos.

Al final, la perra nos robó el corazón a todos. Yo tuve con ella una relación muy especial. Jugábamos mucho juntos, cazábamos ratones en el patio, nos encargábamos de jugar a vigilar la casa, le daba de comer, bailábamos, en fin, y bueno, como era tan cariñosa, siempre estaba buscando mimos, que ella misma pedía. Siempre estaba encima de mí.
A mí me gustaba mucho que fuera así de cariñosa, y no me molestaba para nada, incluso, que apenas me dejara comer con tranquilidad, pues se pasaba la vida pidiéndome que compartiera con ella mi comida.

Me tenían prohibido en casa darle de comer, porque así se malacostumbraba, y la verdad es que a ella la tenían muy enseñada a hacer sus necesidades donde tenía que hacerlas, y a comer en su plato y sólo cuando le tocaba. Nada de robarse la comida de sus dueños, pues sabía que sería castigada.

También se encargaba Diana de mantener a raya a los pavos, patos, gallos y gallinas de la casa. Ella disfrutaba de ese estatus especial que le permitía ser la única con derecho a pasar al interior de la casa. El resto de los animales, sabían que tenían que permanecer en el área del patio y los corrales, y bueno, ella nos ayudaba a imponer la disciplina en ese aspecto.

Diana tenía una peculiaridad. Había personas a las que odiaba. Las menos, pero había algunas personas a las que siempre les ladraba y les sacaba los dientes. No sabemos qué les veía, pero algo de ellos la sacaba de sus casillas.
En casa jamás mordió a nadie, pero en la calle agredió a una mujer que pasaba por allí, y en casa del vecino, también mordió a dos personas más. Por eso recibió su castigo, y por eso, no la dejábamos salir demasiado a la calle. Sus arranques de ferocidad, rarísimos en verdad, hicieron que sobre todo fuera de casa, se la respetara, y suponemos que eso ayudó a alejar a los ladrones.

Sin embargo, no era una perra conflictiva ni de estarse peleando con otros perros. Más bien era una perra cobarde, de esas que no se metía en nada.

Pero sobre todo la recordaré por lo humana que era. Imitaba a las personas en todo. Era como una mujer más de la casa. Recuerdo cuando mi hermana parió, y estaban todas las mujeres mirando en la cuna a la recién nacida, ella también se puso en dos patas para ver a la bebé, y eso que no la dejaban acercarse, pero ella estaba pendiente de todas esas cosas.

Nunca olvidaré como venía por las mañanas a mi cama y me despertaba muy dulcemente tocándome con su patita. Así conseguía que le diera de desayunar. Eran despertares felices para mí, pues difícilmente alguien me podía dedicar una sonrisa tan dulce como ella.

Mi hija Alma se encariñó mucho con ella y se hicieron amigas inseparables. También quiso siempre mucho a mi mujer, y aunque visitamos la isla cada 2 años, siempre se volvía loca de contenta cada vez que nos veía aparecer.

Tal vez a estas alturas se preguntarán por qué he puesto esta entrada en ese blog dedicado a mi vida mágica. Pues bien, resulta ser que en Cuba siempre se ha dicho que los perros son hijos de San Lázaro, la deidad de la salud.

Hace unos meses, mi hermana mayor entró al salón de operaciones para realizarse una radical de mama, y su vida estaba en peligro. Ese mismo día, mientras la operación se realizaba en el hospital, Diana cayó muerta como fulminada.

Mi madre en cuanto la vio morir, supo lo que había pasado. Los espíritus protectores de la familia ya nos lo habían avisado:

Si hay peligro de muerte para alguno de ustedes, nosotros nos encargaremos de dirigir esa energía contra algún animal de la casa, así que siempre tengan animales aquí, que eso nos sirve de gran ayuda.

Mi hermana salió bien de la operación, y parece ser que ha terminado venciendo el cáncer que padecía, pero nuestra querida Diana se ha ido. Sólo quiero agradecerle con estas palabras todo los buenos momentos que nos hizo pasar, toda la alegría que sembró en nuestros corazones, lo bien que cuidó de nuestra casa, y finalmente, como ofreció su vida para que mi hermana mayor siguiera viva y entre nosotros.

Querida mía, mi dulce Diana. Donde quiera que estés, no nos olvides. Nosotros nunca te olvidaremos.
TADEO

26 comentarios:

PaCiTa dijo...

Sabes, tu perra si parece muy humana, se le ve compartiendo con tu hija y con una carita muy agradable. Que raro que a veces se pusiera agresiva, pero asi son los animales, a veces indomables, aún cuando la mayoría de las veces saben comportarse.
Es my linda la relación que has hecho de su deceso con la enfermedad de tu hermana, aunque también Diana estaba muy vieja, no crees? ya era hora de descansar también para ella ...
tu hermana se debe sentir muy halagada de que le protegierán así aquel dia de la operación.

un abrazo.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Pacita:
Muchas gracias por las lindas palabras que me regalas. Me alegra mucho saber que mi perra te ha gustado. Besitos:
Tadeo

PIER BIONNIVELLS dijo...

Que pena!..
Seguro que estara en el cielo de los perros feliz y corriendo..
espero que este momento de tristeza pase pronto.. y solo quedelos buenos momentos en tu memoria.
Gracias a dios que tu hermana ya esta bien.. dios es grande..
te dejo un gran abrazo.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Pier:
Eso espero, que Diana donde esté, esté feliz. Yo confío en que su alma seguirá en nuestra casa acompañándonos y compartiendo desde su nuevo plano nuestra vida. Gracias por pasar y comentar. Besitos:
Tadeo

CaSiOpEa3 dijo...

hola ..que tal ...wow..que hermosas palabra le dedicaste a tu hermoso perro ... y creo que tienes razon habeces ..no saben las causas..yo tambien tengo una perrita que se llama perki a la que quiero mucho..y es muy especial en mi vida... lamento mucho su muerte... pero ..sabemos que ahi no acaba su camino y que tal vez ..en un futuro sus almas se rencuentren como seres evolucionados...bueno ..
espero que estes muy bien......
nos vemos..
...................
hasta luego ..
bye..
CaSiOpEa3

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Casiopea:
Muchas gracias por tu linda visita y tus palabras. Creo que tienes mucha razón en lo que dices. Creo que estos seres han evolucionado a nuestro lado y seguiremos unidos en los planos espirituales. Besitos:
Tadeo

Anónimo dijo...

HOLA TADEO, LUEGO DE UN TIEMPO HE VUELTO A VISITAR TU BLOG Y ME HE VISTO EN LA NECESIDAD DE ESCRIBIR UNAS PALABRAS. ESTA VIDA ESTA LLENA DE COINCIDENCIAS, NO SE SI RECORDARAS QUE TE COMENTE QUE SOY DE CUBA TAMBIEN Y LLEVO 7 AÑOS ACA EN ESPAÑA E INTERESADO EN LOS TEMAS TEOSOFICOS. PUES BIEN HACE ALGUNOS MESES TAMBIEN RECIBI LA TRISTE NOTICIA DE LA MUERTE DE UNA PERRITA QUE POR MAS DE DIEZ AÑOS FUE UNA MAS EN MI CASA DE LA HABANA, ERA COMO UNA NIÑA QUERIDA Y CONSENTIDA EN CASI TODO, Y SOBRE TODO MUY FIEL. Y ES CIERTO, LOS ANIMALES DOMESTICOS, Y EN ESPECIAL LOS PERROS Y GATOS SE HUMANIZAN AL CONVIVIR CON LOS HUMANOS Y DESPIERTAN EN NOSOTROS UNA SENSIBILIDAD ESPECIAL HACIA NUESTROS HERMANOS MENORES. COMPARTO TU DOLOR, PERO DIANA HA REGRESADO A LA FUENTE ORIGINAL Y TENDRA QUE REGRESAR TANTAS VECES BAJO OTRO NOMBRE, ASPECTO Y DUEÑOS¡, EN FIN, HERMANO, TE DIRE CUAL ERA EL NOMBRE DE MI PERRITA: DIANA. BENDICIONES Y UN ABRAZO. JOAN M. LORENTE

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querido Joan:
Qué lindo tener tus palabras en mi espacio. Ya veo que estamos compartiendo más allá de lo que imaginábamos. Me han gustado mucho tus palabras por el aliento que me dan y por la sabiduría que encierran. Un abrazo para ti de este corazón cubano. Te quiere siempre:
Tadeo

miloys!!! dijo...

que chulo tu espacio muy sentimental, muestras con esto tu ternura tu naturalidad, si aveces se mostro agresiva es un poco raro porque no parece.

naná dijo...

Tadeo, me ha emocionado mucho tu post, y te entiendo porque tengo a mi perrito que es como mi hijo para mi, a veces me entristece pensar en el dia que nos separemos fisicamente, pues el es muy importante en mi vida, me da cariño incondicional, me mima y me mira con una carita, que es muy especial para mi, tan especial como fue tu perrita para todos en tu casa. Creo que los perros y todos los animales, son angeles que llegan a nosotros cuando mas los necesitamos.
Un abrazo.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Miloys:
Muchas gracias por tu visita. Me alegra mucho que este texto te haya gustado. Besitos:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Naná:
Muchas gracias por tu lindo comentario. Sé que tienes una relación muy especial con tu perro. Eso es muy bueno. Ojalá que te duré mucho tiempo más. Besitos:
Tadeo

Alatriste dijo...

Estoy visitando a seguidores de Ismael Serrano, porque le hice un homenaje en mi blog. Así que si quieres participar, será un honor invitarte.
Siento mucho la pérdida de Diana.
Un abrazo y enhorabuena por el blog, compañero, es una pasada.
Hasta pronto.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Alatriste:
Muchas gracias por tu visita a mi blog. Ya te la devolveré en cuanto saque un chace, pero no se me olvidará. Pasaré sin falta. Un abrazo:
Tadeo

Sigrid dijo...

Te doy mi más sincero pésame por Diana. Soy una amante de los animales y en espercial de los perros, que para mís son lucecitas blancas que nos acompañan en nuestra vida. Dan tanto y reciben tan poco que creo que tienen que ir a un lugar muy especial en el que descansar.
Te mando un beso

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Gracias, Sigrid por tu visita. Me alegra mucho tenerte por aquí. Así es, los perros son seres muy especiales, que avanzan mucho en su camino esperitual a nuestro lado, pues somos sus hermanos espirituales mayores, aunque algunos de nosotros seamos casi más bestias que algunos de ellos. Besitos:
Tadeo

Mariposa Azul dijo...

Que triste es perder a una mascota que para muchos de nosotros se convierte como un familiar mas, un abrazo fuerte

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Mariposa Azul:
Muchas gracias por pasar y dejarme tu hermoso comentario. Besitos:
Tadeo

María dijo...

Lo siento mucho, porque, la verdad, es que se les llega a querer mucho a los animales.

Te deseo un feliz día.

Saludos.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida María:
Me alegra mucho tenerte por mis predios. Dices muy bien, se les llega a coger mucho cariño a las mascotas. Yo siempre quise mucho a Diana. Besitos:
Tadeo

Raquel Fernández dijo...

Tadeo, al leer este post se me erizó la piel. Y me emocioné mucho, además; no me sorprende que puedas hablar con tanta sensibilidad de tu perrita. Eso dice mucho de vos y de tu magnífica calidad humana.
Yo siempre tuve una relación muy especial con los animales. Los considero seres puros y bellos.
Te dejo un abrazo enorme y vuelvo a agradecerte que me hayas mandado los links. Terminé de rearmar mi blog, pero no estoy recibiendo muchas visitas últimamente, ya que la gente piensa que no devuelvo las visitas. En fin, ya se solucionará el problema.
Muchos cariños!

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Raquel:
Muchas gracias por dejarme tus bellas palabras. Cierto, cuando estuve por tu blog vi que habían muchas menos visitas, pero seguramente será por el tiempo que estuviste inactiva, pero seguramente muy pronto tendrás nuevamente movimiento por allí. Besitos:
Tadeo

Lidia M. Domes dijo...

A mi me parece que están en el "cielo de los perritos"...

Sobre todo cuando oficiaron de crisol para sus amos.

Cariños, Lidia

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Lidia:
Yo siento que Diana está en un lugar muy especial, y siempre a nuestro lado al mismo tiempo. No la abandonaremos nosotros, y ella no nos abandonará. Gracias por pasar. Besitos:
Tadeo

Joana dijo...

Hola Tadeo,

Tu entrada es bastante conmovedora, no te niego que me ha hecho correr más de una lágrima,
es una historia que tiene mucho amor y muchos recuerdos, que lindo son esos momentos que vivimos con nuestras mascotas
yo soy una amante de los animales y cada cosa que pasa con ellos me toca muy profundo.
Esto me recordó también a mi perrita que tuve, aún sufro por su ausencia y ella fue muy especial para mi.
Me parece increíble lo que cuentas de tu hermana y el fallecimiento de tu perrita... muchas veces he escuchado esto,
y me parece increíble, yo como tú no creo que sea una coincidencia, pero me parece muy triste que estos seres de luz
deban verse afectado...
que triste que exista el mal, que bello seria de vivir en paz todos.
Quiero compartir tu dolor, creo que ella todavía los protege y esta con Ustedes!
Ella es muy linda! me encanta sus fotografias!

Un Abrazo.

Joana.


pd: soy nueva por acá, te encontré en otro blog y me vine a curiosear, jaja te iré leyendo poco a poco.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Joana:
Me conmueve gratamente tu sensibilidad. Para mí es un placer tenerte por mi espacio. Besitos:
Tadeo