martes, 1 de julio de 2008

EXORCISMOS

EXORCISMOS

Quiero dedicar unas palabras al interesante tema del exorcismo y de las manifestaciones del Demonio entre los hombres. No es que me haya dedicado a estudiar este tema a fondo, pero sí tengo algunas ideas que exponer acerca de este particular.

Mi interés respecto a este tema, viene de que como he vivido en dos países distintos, en dos culturas distintas, he vivido el asunto de los exorcistas, los exorcismos y las posesiones demoníacas, de manera muy diferente.

Al llegar a España me encontré que aquí se hablaba de los exorcistas y las demonios encarnados en el cuerpo de los humanos, de dos maneras diferentes: unos hablaban al respecto como un tema estrella dentro de las historias de miedo, otros, como algo en lo que creen, pero de lo que no se habla apenas, por temor a atraer a lo demoníaco.
Tanto la novela de terror, como el cine de ese género, han tenido a las historias de posesiones y de las presencias del “maligno” como una constante. Son varios los filmes que han tratado este tema con un gran éxito de taquilla, y hasta se sabe que actores y productores que se embarcaron en la aventura de tratar estos temas en la gran pantalla, murieron de manera misteriosa y trágica. De esto podríamos hablar largo y tendido en otra oportunidad.
Luego, existen ciertas ciudades y pueblos españoles con una fuerte tradición de posesiones y de exorcismos. Hay incluso, ciertos sacerdotes católicos que se han especializado en este tipo de rituales en los que armados de La Biblia, los rosarios y el agua bendita, pretenden, en nombre de Dios Todopoderoso, hacer salir del cuerpo de una persona la encarnación del diablo.

Quizás el más conocido es el padre José Antonio Fortea, quien es uno de los pocos religiosos católicos españoles con licencia vaticana para ejercer este tipo de acto ritual. A cada rato se le ve aparecer en televisión o en entrevistas en los más disímiles medios de comunicación. Allí él explica sus experiencias y trata de convencer a propios y a extraños de que él no es un charlatán.
Hasta aquí todo muy bien. El asunto está en que en Cuba estos temas nunca se han vivido de este modo.

No voy a negar que en la isla había visto las películas sobre personas endemoniadas y exorcismos, pero siempre lo viví allí como algo propio del cine, de lo novelesco. Jamás vi que nadie allí, ante un caso de este tipo, fuera con un padre de la iglesia católica para pedirle que atendiera a un “endemoniado”.

Lo curioso es que en Cuba ver convulsionando a una persona, es mucho más natural que en España. Lo que pasa es que cuando en la isla a alguien le sucede algo de esto, nadie piensa que se trata del demonio. Lo más lógico es que se piense que se trata de un espíritu, ya sea su espíritu guía, es decir, su guía espiritual, o por el contrario, un espíritu “oscuro” que se ha apoderado de él, o que se le ha pegado porque se lo han enviado para hacerle daño, o simplemente porque es una persona “recogedora”, es decir, nacida con el don de atraer hacia el interior de su cuerpo a los espíritus.

En Cuba, ante un caso de este tipo, siempre trabajan con la persona afectada, un espiritista, un santero, un palero, pero nunca, un sacerdote de la iglesia católica.

Yo mismo he estado en sesiones espiritistas y cuando un espíritu maligno, o como le decimos allí, un “espíritu oscuro”, una “enviación”, se manifiesta poseyendo a alguno de los presentes, los sacerdotes de las religiones afrocubanas allí presentes, mandan a agarrar a la persona. Casi siempre lo sujetan entre varias personas, porque son seres que muestran una fuerza inusitada. El sacerdote en cuestión, ya sea un “tata” (sacerdote palero) o un babalocha o un babalao (sacerdotes santeros) le abren los ojos al ser poseído, con una técnica que ellos conocen. Luego con el crucifijo en la mano, se le acerca a los ojos y se le dice algo así:
“Aquí tienes a Jesucristo. Por encima de este poder tú no puedes pasar. Dinos quién eres y a qué vienes, o en su defecto, quién te envió. Si te ha enviado un brujo para que hagas daño a alguna de las personas presentes, di a quién tenías la misión de hacerle el mal”.

En este punto el espíritu que ha poseído a la persona, debe dar las explicaciones que se le han pedido. Algunos se resisten a hablar, eso es cierto, pero en ningún caso se le ocurre a ninguno de ellos decir las cosas que le dicen a las personas o a los sacerdotes católicos aquí en España, Estados Unidos o Europa, me refiero a decir que son Satanás o cosas por el estilo.

Cuando veo en la televisión vídeos donde esos espíritus que han poseído a un cuerpo, se ponen a sugerir que son el demonio, me enfermo de la rabia, y me compadezco de la persona poseída, porque tienen delante a unos personajes que no conocen de verdad sobre el fenómeno que están presenciando, y no tienen el poder suficiente como para enfrentar a estos espíritus malvados.

En Cuba, los sacerdotes de la santería y la palería, sobre todo los paleros, tienen un poder análogo al poder que manifiestan estos seres. Es cierto que es un poder que no viene de Dios, sino que viene de fuerzas oscuras, pero esos sacerdotes pueden usar esos poderes en estos casos para librar a estos seres endemoniados de su padecimiento, y lo hacen en 5 minutos. Nada que ver con estos sacerdotes que a veces se pasan días luchando de manera torpe contra esos espíritus obcecados que poseen a ciertas personas.
Esos espíritus malignos, se hacen pasar por Satanás y se burlan de los sacerdotes que pretenden combatirlos sólo con agua bendita y con el crucifijo.

Los brujos cubanos ante un caso de este tipo, le preguntan a los espíritus, quiénes son, y qué están haciendo allí. Puede que se trate de un espíritu bueno, que está mal y viene simplemente buscando la ayuda de los mortales. En tal caso se le da luz, se le rezan oraciones, se les canta, si tienen sed, se les da de beber o de fumar y se les orienta cómo deben aceptar el paso al mundo de los muertos.

Si es un espíritu familiar de alguno de los que está allí, se le encarga al familiar vivo que tome la responsabilidad de ayudar en la evolución espiritual de ese ser querido en malas condiciones en el plano espiritual.
A veces son espíritus que no son familiares de nadie y dicen que desean quedarse con el brujo, y éste se lo lleva a su casa y lo pone a trabajar para él.

En el peor de los casos, puede que el espíritu que han enviado, esté tan obcecado, que no quiere otra cosa que cumplir la misión que se le confió. Muchas veces son espíritus a los que se les ha pagado para que maten a una persona viva.
En tales circunstancias, se hacen dos cosas:
1-Se le prende fuego al espíritu. Se hace un círculo de fuego alrededor de la silla donde está sentada la persona poseída. Luego se saca de allí al cuerpo del poseído, y una vez hecho esto, ya esta persona regresa a la normalidad, porque el espíritu no puede salir del círculo de fuego sin quemarse.
En ese caso, como existe el peligro de que el espíritu te siga persiguiendo, se le hace un rompimiento a la persona para alejar completamente todo lo malo que pueda tener encima la persona. Esto ya se hace en un cuarto de brujo frente a la prenda, o la nganga, que es quien se hace cargo de atajar al espíritu oscuro o la magia negra del tipo que sea.
2-También se puede embotellar al espíritu. Esto se hace metiendo una botella vacía en la boca de la persona poseída, y se le obliga a soplar, y cuando sopla, el espíritu pasa automáticamente a la botella. Luego se tapa bien tapada y se lanza la botella al mar. De hecho los espíritus temen mucho a que los embotellen, así que en cuanto los amenazas con embotellarlos, ellos mismos juran que se irán, o imploran para que no le hagan ese tipo de cosa.

Muchas veces, cuando he visto en sesiones espiritistas este tipo de casos, casi siempre son los propios espíritus protectores nuestros, los que dicen qué es lo que se debe hacer con el espíritu en cuestión, y muchas veces son nuestros espíritus protectores quienes dicen quién es el espíritu oscuro y a qué vino, aunque siempre se le interroga. Eso sí, como estos pueden mentir, siempre se pide a los muertos una confirmación de lo que está diciendo el espíritu intruso.

No es que dentro de las creencias afrocubanas no se crea en la existencia del Diablo. Ellos sí creen en él, pero lo conciben de otro modo, y al menos yo, jamás he escuchado que se le asocie a este tipo de posesiones corporales. Más bien es una energía que se invoca cuando se hacen trabajos fuertes de magia negra.
Ojalá algún día estas enseñanzas venidas de África, referidas al trato con personas poseídas, se propaguen por occidente. De este modo no se harán sufrir tanto inútilmente a estos endemoniamos, que aparte de sufrir la presencia de espíritus malignos dentro de ellos, tienen que sufrir también el desconocimiento de estos sacerdotes y de otros, que pretenden ayudar de muy buena fe, pero que en la práctica demuestran no estar verdaderamente preparados para enfrentarse a este complejo fenómeno espiritual.
TADEO

16 comentarios:

PaCiTa dijo...

sabes, yo nunca he estado ni cerca de un caso como esos, ni he sabido de nadie que fuera "poseido" ...

y bueno, me cuesta creer que sea cierto, o parece que por este lado los espíritus no son atraídos a apoderarse de gente como en cuba o africa ... es curioso que sean más frecuentes en ciertos lugares culturalmente predispuestos a eso.

y bueno, lo de la botella, muy gracioso ajajaj ...

en todo caso, que miedo me daría ver algo parecido, lo prefiero en las peliculas

un abrazoo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Pacita:
Ante todo agradecerte tu interesante comentario.
Sabes, he escuchado muchas veces a gente decir que esas posesiones siempre suceden en sitios donde el nivel cultural es bajo o donde la gente está predispuesta a ello. Quiero que sepas que yo he visto en Cuba manifestarse a espíritus que forman parte de los sistemas espirituales de personas europeas. Esos espíritus han dicho que se manifestaban allí y no en Europa, porque en Europa ni tenían médiums a quien poseer, ni estaba allí la gente preparada para aceptar algo así. Dicho de otro modo, en ciertos países, los espíritus no se manifiestan a los vivos, porque los vivos no están en condiciones de aceptar algo así.
Luego te digo que todo lo que hace bien a la materia hace mal al espíritu, por tanto, los países ricos materialmente, son pobres espiritualmente, por eso es que estas manifestaciones espirituales son más frecuentes en esos países pobres materialmente, pero ricos espiritualmente.
A ver si te he aclarado un poco las cosas. Besitos:
Tadeo

Raquel Fernández dijo...

Interesantísimo post. Siempre me atrajo este tema. Supongo que tiene que ver también con mi escorpianismo; los escorpianos sentimos fascinación por lo oculto y misterioso.
Te dejo un beso grande.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Raquel:
Por lo que cuenta Pacita, por vuestros países estas cosas no abundan mucho. Tú me dirás si sabes algo al respecto. En Cuba no se habla así como en estas películas. Se ven como fenómenos espirituales, y los resuelven los brujos, santeros, paleros, espiritistas, y no creo que los curas de la iglesia sean molestados para estas cosas, pero habría que preguntar. Besitos y gracias por pasar.
Tadeo

jorge xiques dijo...

Yo conozco muy poco de estas cosas,me parece muy interesante y algunas cosas no las entiendo,como que a los espiritus no les gusta que los embotellen y con solo soplar se metan dentro,lo lógico es que si soplas en una botella vacía salga el aire que entra y con él,el espiritu.un saludo .

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querido Amigo Xiqués:
Me parece tan raro que nunca hayas escuchado en Trinidad hablar de un muerto embotellado...
Los espíritus oscuros temen que los embotellen porque si le haces eso, los condenas a estar presos.
Son fenómenos espirituales complejos de explicar y de entender, pero te aseguro que así sucede. Tal vez el ritual de embotellar a un espíritu sea más complejo. Yo he visto quemar espíritus delante de mí, pero nunca he visto embotellar a ninguno, pero sé que es algo así como lo que he dicho.
Es difícil de entender, del mismo modo que es difícil de entender que se pueda comprar a un muerto con dinero, pero desgraciadamente sucede así. Hay espíritus que se sienten vivos, y por un poco de atención, de comida y de dinero, son capaces de trabajar para un brujo, a pesar de no tener ellos existencia física, pero es como si no aceptaran ese estado en el que están.
Mira, para que veas lo complejo que es este mundo te contaré algo. En mi casa por la madrugada, se sentía un extraño ruido, como de un hierro que era arrastrado por el piso. Yo lo escuchaba siempre desde niño, pero pensaba que era una cama de hierro que corrían por las noches en casa del vecino. Una vez mi madre me habló de este ruido. Dijo que ella lo sentía, y al preguntarle a los espíritus ellos dijeron que se trataba de un espíritu africano que vivia en la casa y que en vida había llevado al pie un grillete con una bola de hierro. Como espíritu, esa bola de hierro seguía atada a su pie, y la familia tuvo que hacer un trabajo para liberarlo. Para ello, hizo falta buscar una bola de hierro, y enterrarla en la tierra haciendo un ritual que los mismo muertos orientaron. Sólo así se liberó el espíritu del esclavo, y desde que hicimos eso, más nunca escuchamos aquel extraño ruido.
Amigo, es un mundo muy complejo, pero cuando regreses a Trinidad, averigua, "camina" para que conozcas, que has vivido en la mata de la brujería, jejeje.
Un abrazo:
Tadeo

Alimontero dijo...

Querido amigo, donde has estado?? Este tema me ha parecido muy interesante, lejos de la curiosidad, por el contrario... tanto así querido Tadeo, que si me autorizas te haré un link para que los bloggers que lleguen a visitarme tengan acceso tambien!!
Personalmente recibi buena información, aunque en mi interior pienso como tú, me resuena totalmente la idea del espíritu oscuro mas que lo demoníaco.
Un abrazo en luz, como siempre!..

Ali

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Ali Montero:
Para mí es un placer tenerte por aquí. Es cierto, ando perdido de tu blog. Puedes enlazar el mío al tuyo, para mí es un honor. Cuídate mucho. Besitos:
Tadeo

naná dijo...

Tadeo, no me asombra como lo viven los cubanos y los brasileños el tema de los espíritus y los muertos; solo que nunca estuve en esos lugares. A veces muestran en tv como un sacerdote toca a una persona poseída y al hacerlo se cae, y luego cuando se levanta no recuerda nada; pero la verdad es que no me lo creo; hay tantos chantas por acá, cobran para eso, así que ahí pierde todo valor para mi. Muy interesante, y me gustaría saber más sobre ese mundo.
Te mando un fuerte abrazo.

Lord Deggo dijo...

Jose:

de sobra sabes que leo todo lo que publicas, y no solo yo sino tambien fernando e Isaac... por razones de tiempos hemos estado ausentes, pero no dudes que estamos contigo.

Estos temas de exorcismos son especiales y deben de tomarse con mucho criterio... tu lo has maneja de forma excepcional y con mucho conocimiento. Recibe muchos abrazos desde ajedrez.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Naná:
Ante todo agradecer tu paso por mi blog. Sabes, eso que comentas, se refiere a esos sacerdotes de las religiones cristianas protestantes, esos pastores carismáticos. Yo no he tenido esa experiencia, pero creo que ellos lo que hacen es una especie de acto de hipnosis aprovechandose de la credulidad de sus fieles.
Habría que ver, qué consiguen en sus fieles. Lo cierto es que en esto la mente es muy fuerte, y aunque sugestionen a las personas, ellos pueden vivirlo como un hecho verdaderamente divino, por eso no opino al respecto. Besitos:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Estimado Lord Deggo:
Me alegra mucho que tenerte por aquí a ti y a tus amigos. Hoy pasé por Ajedrez, y vi que hacía rato que no posteaban. Bueno, les deseo mucha suerte y aqui nos seguiremos viendo. Un abrazo:
Tadeo

mi despertar dijo...

Vengo del blog de alimontero. Me ha gustado el tuyo.realmente interesante

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Mi despertar. Sabes, siempre he pensado que ya me habías visitado en alguno de mis blogs. Puede que esté equivocado. En cualquier caso te agradezco tu hermosa visita. Besitos:
Tadeo

Lidia M. Domes dijo...

Hola Tadeo. Vine hace unos días y me imprimí la nota para leerla tranquila.

Creo que cada uno percibe lo que su sistema de creencias le permite, y es por eso que enciertos lugares, la gente posee criterios que le permiten percibir más de esas energías incorpóreas y también conocimientos par ayudar o comprender a esas almas...

No todo lo escaso en Luz es demoníaco, aunque a veces se hayan convencidos de que así sea...

No todo lo que aparece rodeado de luz y colores bellos pertenece a seres elevados, eso también es cierto...

Mi sensación es de respeto hacia todos los que obran de buena fe.

Cariños,

Lidia

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Lidia:
Muchas gracias por dejarme tu interesante comentario.
Estoy de acuerdo contigo en que uno debe respetar a los que obran de buena fe. Yo respeto los desvelos de esos sacerdotes que luchan contra lo que ellos llaman el demonio, pero creo que en este caso, el desconocimiento que en muchos casos presentan, acarrean consecuencias funestas para estos seres llamados "endemoniados".
Besitos:
Tadeo