miércoles, 16 de febrero de 2011

EL CIELO ABIERTO


EL CIELO ABIERTO

Me pregunto si lo sienten, si lo perciben, si llega hasta ustedes alguna señal que les haga decir para vuestros adentros, algo va a pasar, algo está sucediendo. Si vuestros vehículos espirituales están captando las muchas señales que la humanidad y el planeta Tierra están recibiendo de muy variadas maneras produciéndose un fenómeno espiritual tras otro. Fenómenos que nos ocurren a nivel individual y también a nivel colectivo.

En mi caso particular, puedo decirles que estoy viviendo un tiempo como no recuerdo otro en mi vida. Hay un tiempo que no es el tiempo que marca el reloj, que es un tiempo otro, en el que todo ocurre a una velocidad extraordinaria. Siento con mis vehículos espirituales, una sensación de velocidad, de movimiento, de transformación, extraordinarias.

Sería difícil de explicar racionalmente, pero el impulso vital, el impulso de cambio, de transformación de la vida humana a todos los niveles, lo estoy percibiendo de una manera inequívoca.

Tan rápido vamos, y tantas cosas me están aconteciendo, que a pesar de que me he propuesto actualizar este blog al menos una vez al mes, los últimos 3 meses se me han escapado sin que yo hubiera tenido la oportunidad de sacar un par de horas para dejar por aquí, señales de mi existencia. Lo que he vivido en tres meses, tal vez lo hubiera vivido hace 20 años, en tres años. Tan deprisa va todo en los planos espirituales.

Lo que me llama la atención es que la mayoría de la gente no es capaz de concientizar estos cambios. A muchos les pasa inadvertido todo. Hay muchos que presienten que algo está ocurriendo o va a ocurrir, pero como no tienen certezas, sino premoniciones, y nunca las escucharon ni les dieron valor, ahí las dejan aparcadas sin darse cuenta de que lo que deberían hacer es afinar los ojos y los oídos espirituales porque sólo de ese modo serían capaces de participar “despiertos” a todo este proceso espectacular que se está fraguando, y que desde luego, va a estallar en el plano físico de alguna forma.

Pero ya desde ahora, podemos percibir a nivel de planos sutiles, lo que se avecina.
Yo voy a referirme en este texto, a dos de las informaciones que he recibido y que he sido capaz de racionalizar. La primera es referente a un curioso fenómeno que intentaré poner en palabras.

Hace poco tuve una visión, y estas visiones son enseñanzas de mis maestros de sabiduría, maestros que viven ocultos, envueltos en la sombra de los planos espirituales, en el cual vi abrirse los cielos y descender con su luz hasta la tierra. Es decir, de repente, esa gran puerta cerrada entre Tierra y Cielo, entre Infierno y Paraíso, se abrió de par en par. Ahora mismo está abierta.

Las luces del Cielo por primera vez iluminan los rostros de los seres infernales que somos, hacinados en los planos bajos de la existencia. A través de esa puerta abierta están descendiendo muchos cientos de seres de luz a la tierra y se pasean por primera vez por los infiernos poniendo alivio en las almas de los penitentes. Permitiéndoles a los seres de sombra, por primera vez tomar alguna noción del laberinto en el que se encuentran encerrados. Permitiéndoles a los seres de las tinieblas que por primera vez se vean las caras los unos a los otros, y tal vez lo más importante, mostrándole a esos seres abrazados a la luz negra del lado oscuro, que Dios, a través de sus ángeles alados y luminosos, los ama.

Y no sólo los ama, sino que los está amando tanto en este preciso instante, que ha abierto las puertas del cielo y del infierno para que todo aquel que se encuentre en el infierno y desee subir al cielo, pueda hacerlo ahora.

Algunos pocos, tirados por la fuerza del amor de los ángeles están ascendiendo, pero son sólo unos pocos.

Cuando se ha vivido entre sombras toda la vida, cuando no se ha conocido otra cosa que la caverna oscura, se desconfía de la luz. Además, subir al cielo te obliga a desnudarte, a librarte de las pesadas y sucias vestiduras de la vida infernal. Con esas ropas no se puede subir al Paraíso, y muchos seres infernales se abrazan a sus ropas porque le temen a la desnudez del alma. Es un gran dilema para los seres de sombras, darle las manos a los seres de luz y ascender con ellos. Sienten miedo a las alturas, sienten un vértigo atroz. Algunos se han habituado tanto al frío, a la humedad, y al vacío del abismo de Satanás, que ya no conciben una vida mejor que esa.

Algunos ángeles se han visto atrapados por varios seres de sombra que les han dicho. No queremos irnos de aquí, pero queremos utilizarte para que nos alumbres, porque con tu luz a nuestro lado, la vida en el Infierno es más cálida.

Y ahí también han puesto en un dilema a los seres de luz. Porque ellos, en su amor inmenso, tienen vocación de mártires, pero saben bien que han bajado a los infiernos a salvar almas, y no a perder las suyas propias.

No sé cuánto tiempo estarán abiertas las puertas del Cielo, pero siento que esto que está ocurriendo ahora mismo, no durará eternamente.

El día del fin llegará. No hablo del fin del planeta, hablo del fin de los tiempos en que la materia tendrá protagonismo por delante del espíritu. Ese tiempo del reinado de la materia, de lo denso, tienes los días contados. El cielo ha descendido y los seres celestiales ocuparán el trono terrestre, porque le ha llegado el momento al planeta, porque le ha llegado el momento a la galaxia, porque le ha llegado el momento al universo todo.

Decía el famoso oráculo de Delfos, CONÓCETE A TI MISMO. Es un buen momento para hacernos esta pregunta en lo más profundo de nuestros corazones y sin pretender engañarnos. ¿Quiénes somos? ¿Acaso ángeles que estamos descendiendo a los infiernos para sacar de allí a todas las almas que estén dispuestas a cambiar de vida, a cambiar las sombras por la luz, a salir del laberinto de la existencia tomando el camino del amor, o somos seres de sombra que hundidos por el peso de nuestras heridas, rencores, miedos, frustraciones y cansancio, hemos apostado por la soledad del abismo, hemos apostado por la falsa felicidad de no amar a nadie, para no sufrir más, o incluso, por el camino de procurar de que nadie sea feliz a nuestro lado por venganza, por celos, por envidia?

Si eres un ser de luz que ha descendido a la tierra a sacar del infierno a todas las almas que puedas, te digo. Ama a la sombra para que tu amor la convierta en luz, pero cuidado, no desfallezcas, no subestimes el poder del lado oscuro, y no olvides que debes regresar a los cielos, acompañado o solo, pero debes regresar a la casa de la luz.

Si por el contrario, eres un ser de sombras, y has sentido la presencia de un ser de luz a tu lado, que te ha puesto luz en los ojos del alma y te ha invitado a ascender, no temas. Olvida todo lo que sabes, olvida tus miedos, frustraciones, olvida el dolor de tus muchas heridas y deja detrás ese cuerpo sombrío, ajado y viejo y deja tu alma desnuda, para que así, con tu alma desnuda, puedas vivir como un ser de luz, porque a fin de cuentas, la luz siempre estuvo en ti, sólo que te perdiste en el camino y tu luz se fue consumiendo lejos de su fuente originaria.

Y si por desgracia, sientes que aún trayendo Dios el Cielo al infierno que es tu vida, no serás capaz de abandonar tu nido de oscuridad, no pretendas vivir como un parásito de la luz de los ángeles. Si no eres capaz de dejarte ayudar, de recibir el bien que ellos te traen, por lo menos, no pretendas hundirlos a ellos en el mismo barro, porque los ángeles deben regresar al cielo.

Todas las almas que estamos en la tierra venimos a realizar la gran cosecha del amor. ¿Por qué cosechamos el amor y no otra cosa? Pues porque el amor es el combustible del universo, es el combustible divino que le permite al TODO, seguir existiendo y funcionando como un perfecto y maravilloso engranaje.

Quien no dedica su existencia a la cosecha del amor, no es útil al proyecto vital y no se merece el cuerpo que tan generosamente le han ofrecido para venir a la cosecha. Quien no dedica su existencia a la cosecha del amor, resulta prescindible y un día llegará en que el mismo mecanismo que le confió la tarea, prescindirá de él.

Sólo nosotros podemos elegir si queremos seguir evolucionando con la luz, con el progreso de los universos, o si queremos por el contrario, convertirnos en una fuerza de resistencia al progreso. En última instancia, ser una fuerza de resistencia al proceso, también resulta útil, porque tal resistencia de la sombra, hace más fuerte a la luz.

Alguno podría pensar. Si siempre voy a ser útil, entonces ¿para qué esforzarme en cosechar amor, para qué esforzarme en ir hacia la luz? Yo creo que quedarse en las sombras, perseverar en ellas es peligroso porque los universos evolucionan y se hacen cada vez más puros, y llega siempre un momento en que determinada carga maligna es degradada para siempre.

Algunos podrán pensar, ¿y qué me importa ser degradado para siempre? Pues bien, esos que así piensan, están cerrados a la luz no vale la pena que se les muestre el camino del cielo. Subir al paraíso es siempre una elección, y tal vez el acto de amor mayor que Dios puede darnos, es permitirnos elegir nuestro camino.

Cada uno debe meditar al respecto y decidir qué opción tomará.

A lo otro que quería hacer alusión y es algo que está muy relacionado con todo esto, es que el cielo y el infierno no son en sí mismos sitios ubicados en determinado espacio físico. El cielo y el infierno tal vez deberíamos verlos como estados de conciencia.

Quiero decir con esto que nosotros los seres humanos, no iremos en su día, después de la muerte, al cielo o al infierno. Es importante que comprendamos que nosotros, aquí y ahora, estamos en el cielo o en el infierno, o en un escalón intermedio entre ellos. Y que cada una de nuestras acciones, emociones y pensamientos, nos suben al cielo o nos hunden en el abismo infernal.

Por tanto, una vez que hemos tomado conciencia de lo que acabo de explicar, y una vez que hemos decidido en qué lugar queremos estar, si nos sumamos al ejército del amor y la luz, o si nos sumamos al ejército de las sombras, debemos ser conscientes de que cada una de nuestras acciones, y energías emocionales mentales y espirituales, nos están catapultando de un sitio al otro.

Y para terminar, reitero la idea que he estado desarrollando desde el principio. Porque se está aproximando el tiempo del fin del reinado de la materia y de las sombras, porque el 22 de diciembre de 2012, ya lo tenemos ahí al doblar de la esquina, es que se está dando ahora mismo una oportunidad de oro para que aquellos que aún desean subirse al carro de la luz, puedan hacerlo. Mi consejo es que no desaprovechen esta oportunidad, porque tal vez sea la última oportunidad de salvar sus almas.

TADEO

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Tadeo,

aquí estoy nuevamente deleitándome con tus escritos. Espero que estés bien al igual que tu familia. En cuanto a lo que has escrito tengo varias preguntas, pero ahora solo quisiera leer tu opinión respecto a dos de ellas: La venida de nosotros a la tierra, es un ciclo para la eternidad o llegará alguna vez el momento que nos quedaremos para siempre en el paraíso? Te pregunto porque en uno de los libros que he leído, hablan de un final en el que habrá una gran fiesta y también de que muchos (o todos nosotros?)regresaremos a la gran masa.

Y la otra pregunta: Cómo será la vida en la tierra cuando llegue el fin del reinado del mundo material?

Me gustaría saber tu punto de vista al respecto.

Como siempre un saludo cordial,
Cubana Elena de Alemania

Trovator dijo...

Hola compañero! Son temas muy delicados que los leo deleitado, me agrada en especial el positivismo que se le puede dar a muchas de las frases, y las respeto mucho.

Un abrazo camarada!

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

He leído tu reflexión la cual está llena de sabiduría y verdad.

A mí lo que me está sucediendo es que todo me está empujando a conocerme mejor a mí misma para encontrar mi paz y confianza interior y ser mi silencio interior pues de este modo, lo encontraré fuera. Y esa es la prioridad en mi vida: despertar mi luz y adentrarme en la espiritualidad. Esa parte no física que somos todos y que nos conecta con la conciencia.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Cubana Elena:
Ante todo agradecer tu paso por mi blog. Estoy encantado con las preguntas que me haces, pero son complejas, así que intentaré responderte poco a poco.
1- La venida de nosotros a la tierra, es un ciclo para la eternidad o llegará alguna vez el momento que nos quedaremos para siempre en el paraíso?

El ser humano es un momento del gran ciclo eterno que convierte la substancia, de espíritu puro o antimateria, en materia y viceversa. Cuando la materia pura aparece, comienza enseguida el ciclo inverso que la llevará a ser espíritu puro a través de transformaciones energéticas. Por tanto, este fenómeno se está dando constantemente, pero también habrá un momento o se dan momentos en que toda la materia desaparece y se produce una gran explosión que la hace aparecer nuevamente. Esto siempre ha ocurrido y ocurrirá, porque tal es la condición de la existencia.
Ahora bien, esto deja en el aire dos grandes preguntas:
1-¿Por qué existe todo esto?
2-¿En cada nueva aparición de la materia todo ocurre y transcurre del mismo modo?
Para la primera pregunta no tengo una respuesta racional. Diría que por amor y por justicia divina.
Para la segunda, creo que cada ciclo es diferente.
Tu hablas de quedarnos en el paraíso. Elena, todo cambia. Nosotros sólo perduraremos en el cambio, en la transformación. La humanidad tal cual la conoces, desaparecerá, del mismo modo en que está condenado el universo físico todo. Pero esa pérdida no es real, nada se pierde, porque nosotros, cada uno de nosotros somos el individuo, pero al mismo tiempo también somos el TODO.
Te pondré un ejemplo, en tu cuerpo viven más de 6000 millones de bacterias, y ellas no saben que forman parte de Elena. Nosotros tampoco lo sabemos, pero somos una bacteria del cuerpo de un ser que desconocemos cómo se llama. Pero esas bacterias tuyas, son Elena, y tú eres ese ser que desconoce llámale Dios.
Besitos:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Elena:
Sigo con tus preguntas. Hablas de regresar a la gran masa. Cuando perdemos el cuerpo físico, es decir, cuando morimos, lo que queda de nosotros va a un plano, el plano astral, donde aún somos seres diferenciados, pero menos que en el plano físico. Hay seres que por su evolución, trascienden el plano astral también y pasan al plano mental, y los hay que también superan el plano mental y se quedan a vivir en el universo búdico. Ese universo es bastante celestial. Pero sucede que muchas veces esos grandes seres deciden venir a la tierra para cooperar con el desarrollo de sus hermanos del planeta.
Hay algo muy importante y es que esa conciencia del YO individual se va perdiendo. Quiero decir que si hoy, para ti es muy importante saber que eres Elena, alcanzados esos planos, te sentirás más UNO con todo lo que existe, y no Elena.
Continuo en otro.
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Me preguntas:
1-¿Cómo será la vida en la tierra cuando llegue el fin del reinado del mundo material?

Elena, no existe el bien y el mal. No pensemos que lo espiritual es lo bueno y lo material es lo malo. NO. Todo es igualmente bueno, porque todo es lo mismo. La materia es maravillosa, al igual que el espíritu y todas las formas intermedias de existencia.
Con esto quiero decir que no debemos alegrarnos porque se acerca el fin del reinado material. Debemos gozar y disfrutar de cada uno de los momentos. Debemos saber que nuestra existencia está en consonancia con el momento del ciclo que atraviesa la substancia.
Ahora bien, a partir del 22 de diciembre de 2012, se acaba el reinado de lo material en el ser humano, no de lo material en el universo. Lo material en el ser humano tuvo 26 000 años de nacimiento, 26 000 años de asentamiento y ahora le tocará vivir sus 26 000 años de decadencia y muerte.
Ahora mismo notamos que algo está cambiando, y cada día se notará más y más.
¿Cómo imagino el mundo futuro?
Bueno, yo he tenido algunas visiones o intuiciones de ese mundo futuro.
Creo que se irán rompiendo las trabas que le impiden hoy al ser humano amar con toda su capacidad.
El ser humano es como un sol, es como una estrella capaz de emitir rayos de amor en todas direcciones. Jesús vino a recordárnoslo cuando nos dijo: "Amaos los unos a los otros". Sin embargo, la cultura occidental da por bueno que amemos a una sola persona. Algún día comprenderemos que un sol que emite un solo rayo, es un sol subutilizado. Y un día comprenderemos que la humanidad es como un gran barco movido por la energía del amor y que va hacia Dios. Pero vamos más veloces, cuanto más energía de amor seamos capaces de fabricar. Yo veo el futuro de la humanidad así, con las personas implicadas y conscientes de la necesidad de fabricar amor, de amarse los unos a los otros.
Creo que la idea de la pareja (dos) dejará de ser la forma ideal de relaciones de amor. Creo la vida en parejas será sustituida por la vida en unidades colectivas.
Creo que armonizaremos mucho más nuestra vida con la naturaleza. La sociedad evitará hacer cosas o dictar leyes que choquen con las leyes naturales. Nos reconoceremos naturaleza, y evitaremos ser Sociedad, o en todo caso, seremos sociedades naturales.
Y aquí no estoy pensando sólo en no contaminar y no destruir los recursos naturales. Estoy pensando tambien en cosas tales como en adoptar una sexualidad más acorde con nuestra naturaleza sexual.
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Trovator.
Ante todo darte las gracias por tu visita. Me da mucho placer tenerte por aquí. Un abrazo:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida María Jesús:
Agradezco mucho tus palabras en mi espacio. Y me da mucha alegría encontrarte en medio de esa búsqueda espiritual personal. Creo muy sabio que aprendas a encontrar la paz y la plenitud dentro de ti misma, porque ese es el camino. Besitos:
Tadeo

Susana dijo...

Llegué a este precioso sitio por obra y gracia de las causalidades......
Y respondo a tu publicación de esta manera: En la fuente de mis entrañas encuentro la fuerza para mi vida y OPTO por que desde la memoria ancestral de la sobrevivencia…..encontrar la chispa para continuar caminando en esta Tierra……..Desde el sentir de mi Diosa mamar el emponderamiento para dar el salto, para encontrarme a mi misma, a mi esencia sin división, a mi corazón entero y vibrante, con la fuerza de Pachamama, con mi ancestra de fuego, tierra, aire y agua. Allí en las raíces de mi ser me fundo con la Madre, Amalurra, Ñuke Mapu, Pachamama y renazco a mi verdadero sendero, al de llevar la Luz…..
Bendiciones por tu blog!!!!
Me recuerda confiar en mi corazón, en mi mente, en mi intuición, en mi sabiduría interna,
en los sentidos de mi cuerpo,
en las bendiciones de mi espíritu!!!
Gracias por tu amor!!!

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Susana:
Ante todo darte las gracias por tu visita, tu lectura y estas palabras tan llenas de poder espiritual que me regalas. Gracias también por tu amor. Te siento muy cerca de mi alma. Besitos:
Tadeo

Anónimo dijo...

Gracias Tadeo, como siempre satisfecha con tu explicación.

Qué viva el amor!!!
Elena Cubana

Anónimo dijo...

Aquí esta mi conocimiento para vuestra inteligencia

-Nacemos con el cerebro en blanco
-Funciona con las primeras sensaciones de la mano

La inteligencia del ser en su mano está

Mano= inteligencia divina, automática, autónoma,
Intuitiva y creativa.

Con un cuerpo cuidado a la perfección,
Automáticamente e intuitivamente, etc.

Cada movimiento de mano es pura
Matemática e inteligencia.

Con tu pensamiento puedes coger lo que quieras, cuanto quieras, y el tiempo que quieras, pero acuérdate de cerrarla
Eso es inteligencia.

Cuando no piensas funciona sola.

Nacemos con manos inteligentes y un cuerpo perfecto, nosotros lo hacemos deteriorar por falta de conocimientos hacia nosotros mismos.

Humanos adora tus manos, son todos tus sentidos, tu pasado, tu presente y tu destino

Ten presente que:

El humilde es sabio, y en inteligencia es superior al que no es humilde.
Crea la dulzura en ti, y alcanzaras maravillas en el universo.

COMO DESARROLLAR LA MÁXIMA INTELIGENCIA EN EL MÍNIMO TIEMPO

MOTO SCOOTER CONDUCCION INTELIGENTE

Necesario:

-Las tres primeras paradas hacer lo máximo para frenar lo mínimo y suave posible.

-Ya estas en tu moto, tu eres el profesor y tu eres el alumno.

-En la sensibilidad de tu mano esta tu inteligencia.

-Conseguirás tus máximos conocimientos

Hace 40 años la mano del hombre invento el vehiculo de su futuro, la primera scooter.

Hoy la tenéis en vuestra mano, y lo mejor vuestra inteligencia.

La Perfección existe, no lo dudéis

Que la Paz, el Amor y la Caridad, Reine un vuestro destino.

Atentamente
Joaquín 53 años