viernes, 7 de agosto de 2009

EL PODER SECRETO DE LAS PALABRAS

EL PODER SECRETO DE LAS PALABRAS

Siento un respeto muy especial por las palabras y ese respeto se debe a que soy consciente del poder que tienen. Las palabras forman ideas, y esas ideas pueden taladrar nuestras mentes y habitar para siempre dentro de nosotros.

Las ideas buenas nos iluminan y nos conducen por el camino del bien, las ideas malas, todo lo contrario.

El problema es detectar cuáles, de entre nuestro arsenal de ideas, son ideas buenas, y cuáles, malas.

Pondré aquí una idea para utilizarla como ejemplo:

"Nadie tiene la voz tan pura como aquellos que están en lo más profundo del infierno." Franz Kafka.

De pronto nos encontramos ante una idea hermosa, bien construida, una idea con encanto, y si vemos que la ha dicho una persona famosa, pues tendemos a tragárnosla y darla por válida. Creemos que hemos aprendido algo bueno y útil.

Pues bien, en este caso, y siempre partiendo de mis conocimientos espirituales, sé que esta idea no es cierta. La voz de los seres infernales no es pura, por el contrario.

Los seres infernales no pueden aportar con su voz más nada que aquello propio de su condición. Sus voces, escuchándolas con los oídos del espíritu, no son para nada dulces. Incluso, hay seres de estos planos que rugen como animales, y otros, ni siquiera tienen voz.

Puras y hermosas son las voces de los planos superiores. Esos son los sonidos hermosos y celestiales. La música clásica, por ejemplo, viene a la tierra de los planos más elevados. Las ideas hermosas, esas que nos acercan al amor al prójimo y a perdonarnos los unos a los otros, son ideas que vienen de arriba.

De los planos infernales sólo pueden venir voces ásperas que nos inciten al mal, voces engañosas que si acaso, pueden meter veneno en nuestras almas.

Así que por mucho que lo haya dicho Franz Kafka, deberíamos poner en duda tal afirmación. Tal vez Franz Kafka fuera un ángel del infierno. El hecho de que alguien haya alcanzado la fama en tiempos oscuros del desarrollo espiritual de la humanidad, no significa que sea un gran ser espiritual, podría más bien significar todo lo contrario.

Dicen los maestros de sabiduría:

En vuestro mundo está la mediocridad distante de las altas cimas espirituales. Ella es la medida de las cosas. Forma vuestra ética y vuestra sistema de valores. Sólo una verdad mediocre, próxima a la naturaleza animal, puede tener rápida acogida y afirmación, porque es accesible. En vuestro mundo, si el triunfo parte del supuesto de la comprensibilidad, todo éxito, para ser rápido, debe contener afirmaciones mediocres.

El aplauso de la muchedumbre es inversamente proporcional al valor.

Los grandes seres espirituales pasan por la tierra solitarios y doloridos, pero conscientes de su propio destino. Incomprendidos y gigantescos, asqueados de los ídolos de la muchedumbre, aturdidos por el estruendo de la vida, desatentos e ineptos porque sus almas están a la escucha de un cántico que viene desde dentro y hacia lo infinito se eleva.

Conocen el espanto de aquel que se asoma solo al abismo de los grandes misterios, el vértigo de las grandes alturas, la soledad angustiosa del alma frente a la inconciencia humana. Conoce la lucha atroz contra la animalidad que retorna, las inmensas fatigas y peligros que aguardan a quien quiere apartarse en vuelo. Los ciegos dicen: Está loco. Y él se siente aplastado por el peso inútil del número. Comprende la bajeza de quien no lo comprende. Él no es como los demás, sólo un cuerpo, es sobre todo un alma.

¡Ay de vosotros, los que son hoy aplaudidos por los hombres!

Después de apuntar estas ideas de los maestros de sabiduría, concluyo diciendo que debemos tener discernimiento para determinar qué ideas de las que aprendemos de la realidad, nos resultan útiles y luminosas, y cuáles debemos desechar de nuestro interior por dañinas.

El discernimiento es muy importante para avanzar en el camino del crecimiento espiritual.

Cuidémonos también de las ideas que ponemos en el alma de los demás. Una idea luminosa, puede ser el mejor regalo para nuestro prójimo, pero una mala idea, llena de odio y de rencor, puede envenenar el alma del otro, y también, de alguna manera, el alma del mundo.

TADEO

20 comentarios:

Antonio dijo...

En difícil tesitura te has metido, amigo mío. Las palabras y las ideas son los elementos de transmisión del pensamiento humano. Bajo mi opinión, es malo o bueno el sujeto que las emite y las ideas son malas en función del pensamiento de ese sujeto. Es malo o bueno, también, en función de los principios y valores que rigen el pensamiento general, el que prevalece en esa cultura. En el asunto de los “maestros de la sabiduría” no sé si te refieres a Jesucristo, Mahoma, Tolomeo, Sócrates, Epicureo, Buda, Copérnico, Darwin, Confucio, Lao Tzu, Carlos Marx, Mao Tse-tung, etc.(entre ellos hay grandes diferencias, aunque podríamos decir que su objetivo común el bien de la sociedad por métodos e ideas distintas). De todas formas, según mi humilde criterio, lo malo es la idea única, el aceptarla sin crítica, sin haberla digerido personalmente y sin contrastarla con otra alternativa libremente, sin aplicar el discernimiento propio como bien dices. Por las “buenas ideas” se mató y se mando a la hoguera a la gente, se catalogó la herejía, se hicieron guerras y se justificó la muerte. No hay nada más malo que una idea sin otra para contrastarla. La bondad o maldad de una idea la valoro en función de mis principios… y yo seré bueno o malo para los demás en función de los suyos. Si tú y yo somos de una misma creencia y cultura aceptaremos los mismos criterios para definir la bondad de las ideas. De todas formas, para mí, la bondad o maldad de las ideas está en si sirven para mejorar la vida y el desarrollo personal (material y espiritual) de las personas, de todas sin excepción. Mirándolo así estamos en un mundo de malas ideas, y nosotros somos compinches de ello. Unos pocos viven a consta de la miseria y explotación de los otros.
Disculpa que me haya extendido pero el asunto es bastante complejo y queda mucho en el tintero para debatir.
Gracias por sacar el tema, yo te presento mi leal y modesta opinión.
Un abrazo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querido Antonio:

Ante todo decirte que para mí es un encanto que dejes tus opiniones en mi espacio, incluso, en el caso de que sean diametralmente opuestas a las mías, pues éste es un espacio para la reflexión y yo no estoy casado con ninguna de ellas. Mi pensamiento es flexible, porque mañana no pensaré como estoy pensando hoy, y hoy no pienso como pensaba ayer.
En tu reflexión te acercas a algo que yo dejo un poco en el aire, y es la idea del bien y del mal.
Veo como si buscaras una definición por mi parte, que está claro que no te la doy.
Bueno, yo soy, si es que tengo que definirme de alguna manera, sólo que no me gusta, porque mi arsenal de ideas no está alineado totalmente con una corriente de pensamiento determinada, sino que he conformado mi univererso mental tomando de aquí y de allá, a nivel intelectual y luego, todo eso ha estado aderezado con mis vivencias, que han sido bastantes.
Pero si tengo que definirme de algun modo, digo que soy un estudiante de teosofía, de familia cubana espiritista, con incursiones en las prácticas religiosas afrocubanas y con estudios de metafísica, de yoga, de budismo, hinduismo, y claro está, con las enseñanzas de Jesús que en mi caso son muy importantes, pero he estudiado a Jesús desde mi mismo, y desde la mirada de la teosofía.
También cuando hablo de maestros de sabiduría, me refiero a esas personas, los padres de la teosofía, y bueno, también mis maestros personas, esas voces que siento dentro de mi.
También he tomado por maestros a esos espíritus que a través de mediums me han hablado y he tenido con ellos largas charlas sobre el mundo de los muertos, etc.
Y bueno, la experiencia, ten en cuenta que he nacido con el donde la videncia, echo las cartas del tarot y consulto a gente desde hace muchos años y lo hago todos los dias, por tanto, conozco un poco el alma humana, porque hace muchos años que tengo a personas delante contándome sus vivencias y sacándoles yo con las cartas muchos de sus secretos más íntimos. Mil veces he estado ante personas que me dicen:
Te contaré esto, porque tú lo has visto en las cartas, pero esto no lo sabe nadie.
Bueno, de todas esas cosas he conformado una visión del mundo.
De todos esos que citas, algo he aprendido, pero como comprenderás, estoy más cerca de Jesús, que de Carlos Marx, aunque he sido profesor en Cuba de filosofía Marxista.
Bueno, yo soy el que se ha entendido un poco, jejeje. Si quieres que te aclare algo en concreto, me dices. Un abrazo:
Tadeo

BABYPILOT dijo...

queda claro que las palabras tienen poder unico, es por eso que el poder de las afirmaciones genera un gran cambio y diciendolo un graaaaaaaan cambio en la vida de una persona.
el decir algo, afirmarlo va mas allas de lo que creemos cobijandose en nuestro subconciente.
las palabras tienen poder de sanacion, pero asi como es bueno, tambien es malo cuando usamos las palabras de manera ignorante o solo por hablar.
saludos tadeo!
besitos desde peru

Reyes dijo...

Querido Tadeo;
Te dejo este comentario en medio de un gran bloqueo mental y bastante negatividad.
Como sabes , o si no lo sabes, te lo digo yo, me he cambiado de casa , y ahora mismo no tengo internet , no acabo de adaptarme ni de ver sentido a muchas de las cosas que hago, entre ellas la mudanza y la elección de más responsabilidades .
Me paso el día cabreada y ahora escribo desde casa de mi hermano, que tiene wifi, para pasear un poco por los blogs y aterrizo en el tuyo y al leer este texto me doy cuenta de que me viene muy bien saber que la gente elevada se aturde con el ruido del mundo.
Porque llevo días así, aturdida , pensando mucho en mi falta de valentía, en cómo funciona el mundo, en cómo mi arco de derechos se va reduciendo según me hago mayor .
Tengo problemas económicospero sobre todo mentales desde el momento en que me dejo asustar por los cambios y esas palabras tan poderosas empiezan a moldear negativamente mi realidad , puesto que cuando yo me pongo negativa, sin duda hay que darme de comer aparte .
...
Todo me sale mal y peor me saldrá si no aprendo a usar las palabras a mi favor en lugar de en contra mía .
Por todo ello, te doy las gracias , hoy volver a los blogs me ha servido para encontrar consuelo y algo de paz.
Un beso.
Ojalá vuelva pronto para desparramar ideas positivas en los demás, ahora mismo sólo induciría al suicidio a más de uno , es tanto mi desánimo ....
Felices vacaciones.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Babypilot:

Qué lindo encontrarte por mi blog. Me alegra mucho que me dejaras tus reflexiones. No te pierdas. Besitos:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Reyes:
Siempre es un placer tenerte por aquí aun cuando andes cabreada y baja de moral y de ánimos.
Espero que recobres fuerzas y salgas adelante poco a poco. Todos tenemos momentos duros, así que no pierdas la fe y sobre todo, no pierdas de vista el verdadero sentido de la vida, que muchas veces no tiene nada que ver con hacer algo en concreto. A veces lo que tenemos que hacer con la vida es simplemente vivir preocupados si acaso en amar y en perdonar al prójimo sus falta cometidas en nuestra contra.
Me alegra mucho saber que mis palabras te han hecho bien.
Muchos besitos.
Tadeo

Marina-Emer dijo...

Tienes mucha razón con las palabras escritas ...se escriben para bien o sin malicia y según como las cojas en la mente pueden llegar a dañar el buen nombre de quien las escribio y para quien...
pero yo te dejo un beso de afecto ? ? gracis por tomarlo bien
Marina

Antonio dijo...

Gracias, Tadeo, por tu respuesta a mi comentario, sobre todo por permitir un mayor conocimiento de tus orientaciones y creencias. Por supuesto que somos divergentes en muchos aspectos y convergentes en otros, esa es la esencia de la vida y lo que permite crecer si se tiene la mente abierta. Tus experiencias y aprendizajes de la vida te han fraguado y a mí las mías. Somos distintos porque así debe ser y eso nos hace más interesantes porque nuestras visiones pueden y deben ser complementarias ya que responden a dos realidades diferentes e innegables. Lo importante para mí, es que aquello que existe debe ser conocido, aunque no asumido, salvo cuando sea digerido y tenido por válido. Tal vez, por eso, andamos en el mundo bloguero.
Un abrazo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Marina:
Siempre es un placer para mi tenerte por mi espacio dejándome tus hermosos comentarios. Te mando muchos besitos. Te quiere:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querido Antonio:
Como bien dices, el hecho de que pensemos diferente no quiere decir que no disfrutemos el uno del otro de nuestros pensamientos, divergentes o no.
Si algo tenemos en común, es que amamos pensar y amamos el fruto de las mentes, tanto de la nuestra, como de las mentes ajenas.
Hay algo maravilloso en esto de leer a los demás, y es que vemos el mundo desde los ojos del prójimo y esto mos ayuda a comprendcer mejor las realidades porque nos aporta una visión más amplia de todo.
Además, cuando te encuentras a una persona que piensa exactamente como tú (si es que lo encuentras. Posiblemente esto sea imposible) si acaso, puede servirte para reafirmarte en lo que piensas, pero está claro que esa reafirmación puede ser a veces más dañina que perjudicial.
Sin embargo, es mucho más interesante cuando te encuentras a una persona que piensa diferente, porque de esos pensamientos dispares, nace la luz. Esos pensamientos dispares te hacen crecer, porque te llevan a cuestionarte todo tu arsenal de ideas.
De estos exámenes de conciencia yo muchas veces he salido más sabio, porque los otros te enseñan a ver las cosas de otra manera, y muchas veces llegas a comprender que estabas equivocado o llegas a matizar muchas de tus creencias y afirmaciones.
Siempre disfruto que eso me suceda. No soy una persona que ande por la vida esquivando a aquellos que pueden echar por tierra lo que yo pienso, por el contrario, ando por la vida buscando a personas que me hagan cuestionarme todo en lo que yo creo.
También tengo que reconocer que del 100% de la población, existe quizás, un 10% de personas que se dedican a pensar y a expresar esas cosas que piensan, y luego existe una inmensa mayoría de personas que sólo repiten (y algunos, alegremente)lo que ya han dicho otros.
Muchas veces cuando me pongo a escuchar a alguien, me pongo a cuantificar cuales de las cosas que me dicen, ya se lo había escuchado a otro, y por lo general, pasas trabajo para encontrar ideas novedosas. Esas ideas novedosas las he encontrado yo, por ejemplo, en tu blog.
Lo que dices me atrae porque no vas por los caminos trillados y siempre nos invitas a una meditación profunda de todo lo que te pasa por la cabeza.
Bueno, me llaman a comer, jejeje.
Un abrazo:
Tadeo

dana dijo...

Debemos ser concientes del gran poder de la palabra, de lo que podemos provocar en los demás y en nosotros mismos ,porque si el mensaje que damos es malo, dañaremos a nuestro prójimo ,pero también estaremos alimentando nuestra alma de ese sentimiento que ofrecemos ,y si el mensaje es bueno estamos ayudando ,aliviando la necesidad interior del necesitado y de alguna manera mostrando que nada es terminante que todavía hay una salida ,eso nos incentiva a una búsqueda interior ,buscamos el significado de lo párese despertar dentro nuestro ,cuando el poder de aquella palabra que escuchamos a echo efecto dándonos una sensación de alegría ,paz ,amor y consuelo .

Anónimo dijo...

jose tadeo
mi nombre es rafael fornes soy un arquitecto cubano que reside en miami beach y el autor del reloj de sol en topes de collantes en colaboracion con el artista visual hungaro gyorgy olajos
te adjunto un post publicado en el tumiamiblog de mi amigo alfredo triff hace 4 anyos aproximadamente sobre el reloj
http://www.tumiamiblog.com/2005/08/topes-de-collantes.html
revisalo por favor incluso los comentarios son interesantes...si deseas alguna colaboracion al respecto con mucho gusto
ademas te adjunto el link de ni blog studies of la habana
http://studiesoflahabana.blogspot.com/ gracias

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Dana:
Me da mucho placer tenerte por mi espacio. Me gusta mucho lo que dices respecto al poder de las palabras. Besitos:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Estimado Rafael Fornés:
Es un placer tenerte por mi espacio. Ha sido una gran sorpresa. Me ayudarás a echar luz sobre el mito trinitario del reloj de sol.
Los esotéricos y metafísicos trinitarios siempre vieron en el reloj la huella dejada por los seguidores de la religión conocida como Fe Bahai, así que con eso te lo digo todo. Dicen que marcaba el paso de la línea del cuadrante principal del mapa de la gran pirámide de Keops, y sabes, el mito es tan grande y tan fuerte, que ni tú mismo podrias desmontarlo. En todo caso dirían que una fuerza superior te llevó a realizar tal obra, jejeje. Bueno, estoy ansioso porque me cuentes al respecto.
Tus palabras tendrán eco en mi blog. Un abrazo:
Tadeo

Alatriste dijo...

Coincido contigo, las palabras tienen un gran poder y mucha magia. Ellas dan lugar a todo lo demás. Sin las palabras estaríamos perdidos. Un texto interesante, amigo. Un abrazo.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Alatriste:
Muchas gracias por dejarme tu comentario en mi espacio. Sé que eres un cultor de las palabras, así que entiendo perfectamente que te expreses así. Un abrazo:
Tadeo

Víctor Hugo dijo...

hola.. primero que nada gracias or pasar por mi blog (escribí una nueva crónica de mi viaje a Cuba por siaca)

Tu texto está interesantísimo... pero me queda la duda cuand hablas de los grandes maestros. Tengo un amigo que siempre me habla de ellos y siemre que converso con él es como si estuviéramos hablando en distintos planos que nunca se intersectan... lo que no quiere decir que no sea interesante...
Sin embargo no obstante ser seres espirituales también somos materiales y esa es la riqueza del ser humano creo yo...
Las ideas y las palabras pueden ser potentes negativa o positivamente dependiendo de cómo las usemos o el significado que les demos en distintos contextos... Las palabras son como la ciencia, esta es neutra y se le puede dar uso negativo(como crear la bomba atómica) o positivo (como generar energía para alumbrar ciudades enteras)

saludos!
VH

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Víctor Hugo:
Ante todo, decirte que es un placer tenerte por mi blog. Pasaré a leer por tu blog ahora mismo, pues me encanta lo que dices.
Amigo, cuando hablo de maestros, al menos en mi caso, puedo estarme refiriendo lo mismo a Jesús, Buda, Khishna, incluso, a Lao Tse. Pero reconozco que en teosofía se consideran maestros de sabidúría a los maestros Manú, (el del código de castas de la India) al maestro Kutumí, al maestro Tibetano, al maestro Racoczi, etc.
Yo los mezclo, porque para mí todos son mis maestros, aparte de esas voces que me hablan y me guian en el camino de mi vida, que no sé quienes son, pero siento que son seres sabios que me ayudan. Un abrazo:
Tadeo

Dina dijo...

Hola Tadeo!
Esta frase que he copiado de tu post me ha gustado
"Comprende la bajeza de quien no lo comprende. Él no es como los demás, sólo un cuerpo, es sobre todo un alma"
Cuanta verdad encierran, ciertamente cuando pasamos a sentirnos ser sólo un alma, ya el cuerpo pierde valor como no sea para cuidarlo como vehículo o envoltura del alma en este plano físico. Y qué díficil se hace a veces contactar de alma a alma sobre todo con aquellos que aún se manejan en términos de cuerpo principalmente, es algo que debemos trascender definitivamente, cuando podamos comunicarnos sólo de alma a alma quizá entonces tampoco sean necesarias las pelabras, habrá otra forma de comunicación que será sólo energía, y que no habrá que traducir sólo sentir. Por lo pronto sirvamonos de ellas para seguir en éste plano, pero como bien dices cuidando lo que transmiten, procurando que sea el bien y la luz.
Un beso.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Dina.
Lo has dicho de un modo muy hermoso. Así mismo es. Eso sí, nos comunicamos también sin palabras. Detrás de las palabras están las almas, las energías. Está claro que para la persona sensible, mis palabras dirán más cosas de mí de lo que dicen ellas en sí mismas, al igual que estas palabras que dejas en mi espacio, dicen de ti más de lo que ellas dicen, porque las palabras son más nosotros que nuestro propio rostro, incluso. Besitos:
Tadeo