domingo, 31 de enero de 2010

LA MAGIA DE LAS PALABRAS


LA MAGIA DE LAS PALABRAS

Un día me dijeron que las palabras eran la envoltura material del pensamiento y esta definición me hizo meditar. Tenían razón. Las palabras materializan nuestro pensamiento, y al materializarlo lo hacen más resistente, más duradero, más trascendente.

Las palabras hablan de nosotros. Cuando escuchamos a una persona hablar, podemos hacernos una idea bastante precisa de quién es. Aunque la ropa, los zapatos, los complementos, el peinado, el perfume, la casa, el coche, hablen de nosotros, no hay como escuchar a una persona para saber realmente quién es.

Es cierto que una persona puede mentir, pero casi siempre mienten más todos esos objetos ya mencionados, y sin embargo, nos dejamos arrastrar más por lo externo e intrascendente. Por alguna razón, en este mundo entregado a lo visual, nos fiamos más de lo que vemos, aunque a veces, lo más importante no pueda verse. Ya decía un hombre sabio que lo esencial es invisible a los ojos, y que no se ve bien si no es con el corazón.

En la medida en que he ido avanzando en mis estudios metafísicos, he descubierto que las palabras son muy respetadas por todos los seres sabios de todas las culturas, de todas las naciones, de todos los universos materiales e inmateriales.

Parece ser que ellas tienen un poder desconocido para la mayoría de los mortales. Ejemplos que lo demuestran y maneras de explicarlo hay muchos, pero tomaré el que aparece en la Biblia, ese libro tan mágico y tan lleno de sabiduría.

Dicen los maestros de Sabiduría que en la Biblia, al comienzo del Evangelio de San Juan, se nos revela una gran enseñanza. Juan nos dice: “En el principio era el Verbo, el Verbo estaba con Dios y el Verbo era Dios”. Parece ser que no es casualidad que el Verbo, es decir, la palabra, ya estaría tan presente desde el mismo comienzo de los tiempos.

Observemos como Dios crea con la Palabra. Dijo Dios, “hágase la Luz, y la luz se hizo”.

Las piedras no hablan, tampoco, las plantas. Tenemos que ir a los animales superiores para encontrar una especie de lenguaje primitivo que anuncia el lenguaje articulado propio de la especie humana.

De esto podemos deducir que la palabra seguirá existiendo en las formas de vida superiores a las cuales daremos paso los humanos. La palabra que somos capaces de producir con nuestra voz, se corresponde al cuerpo físico, pero parece que existen voces análogas relacionadas con nuestros cuerpos suprafísicos, voces astrales, voces mentales y voces propias de los vehículos más sutiles aún. Pero la palabra no desaparecerá. Pervivirá hasta que todo vuelva a ser un punto, y en ese instante, que será un nuevo principio, podremos repetir lo que ya nos dijo en su día Juan: “En el principio, el Verbo estaba con Dios y el Verbo era Dios.

Observemos que aunque Dios es todo lo que existe, los animales superiores y más concretamente, la especie humana, detenta el poder de transformar conscientemente la realidad. Eso quiere decir que los seres humanos nos parecemos más a la esencia de Dios, porque pensamos, porque tenemos conciencia y esa conciencia la manifestamos a través de las ideas, de los conceptos, de las palabras.

Visto de este modo, ¿no creen que tendría sentido pensar que todo aquello que nos adormece el pensamiento es negativo para el ser humano porque inhibe justamente lo más precioso que tenemos?

Los seres humanos nos encontramos a mitad de camino entre los animales y Dios. Todos no tenemos el mismo nivel de crecimiento espiritual, pero parece ser que la manera en la que proyectamos nuestros pensamientos y sentimientos en palabras, habla, nunca mejor dicho, de nuestra evolución como seres.

Dicen que el desarrollo siempre se va dando a saltos, o como si recorriera una espiral ascendente en la que existen momentos de retrocesos necesarios para seguir avanzando. Según los maestros de sabiduría, siempre se avanza. Sólo advertimos retrocesos relativos.

Hoy por hoy, la humanidad vive sumida en la esclavitud de lo visual. La aparición de la fotografía, del cine, de la televisión, de las cámaras de vídeo al alcance de muchos, hace que la imagen gane un espacio que antes ocupaba nuestra capacidad de imaginar.

La pregunta sería: ¿estamos reduciendo de esta manera, nuestra capacidad pensante? Quiero creer que no, al menos no en términos absolutos. Creo que si comparamos el mundo de hoy con respecto al mundo de hace 200 años, nos encontramos con que hoy son muchas más las personas y por tanto, las mentes, que conciben ideas más complejas y evolucionadas, aún cuando estemos perdiendo la habilidad de comunicarnos a través de la palabra hablada y escrita.

Podría ser que la palabra articulada se fuera apagando, en la misma medida en que el ser humano se va haciendo más espiritual. Tal vez tengan razón esos visionarios que piensan que un día nos convertiremos en seres telépatas, es decir, en seres capaces de comunicarnos utilizando nuestra mente.

Yo siempre he pensado que para llegar a esto, primero pasaremos por un estadio en el que nos apoyaremos en mecanismos electrónicos. Es decir, nos valdremos de algún dispositivo que conecte nuestra mente a algo así como Internet y del mismo modo en que podemos chatear hoy en la red, el día de mañana podremos hablar con la persona que tenemos delante sin necesidad de poner en palabras nuestros pensamientos.

Mientras ese futuro llega, los maestros de sabiduría nos advierten del poder de las palabras y de nuestros pensamientos. Parece ser que las palabras, una vez lanzadas, tienen un poder tal, que actúa sobre la materia sutil del universo haciendo que éste conspire para que esas palabras, esas ideas, esos deseos, se conviertan en realidad. Es como si podríamos sembrar nuestros pensamientos y deseos en el viento. Y aunque no siempre ocurre, las palabras son como semillas que pueden dar fruto.

Dicho de otro modo, seamos conscientes del carácter creador de nuestras palabras. No las usemos sin propiedad, no las usemos sin tener total conciencia del poder que tienen.

Practiquemos la magia de las palabras. Lancemos al viento nuestros deseos. Sembremos nuestros deseos en el aire y tengamos por seguro que estaremos creando del mismo modo en que Dios, desde su mente, fue capaz de crear la Luz.

La Luz existe, y existe toda la maravilla que conocemos, porque Dios en su día lo concibió en su mente. El Universo, como ya nos lo reveló el gran Hermes Trimegistus, es mental.

Si nos vamos a la antigua Grecia, nos encontramos que el gran filósofo Pitágoras, imponía a los jóvenes aspirantes a entrar en su escuela, la dura condición de estar 2 años sin hablar. Los obligaba al silencio y al recogimiento porque decía que una persona que no supiera nada, era preferible que estaría en silencio porque sus palabras necias podrían fabricar un karma negativo que a la larga, la misma persona iba a tener que superar.

Dicen los maestros de Sabiduría: “La lengua es un miembro pequeño que se jacta de grandes cosas. Antes de hablar deberíamos pensar si lo que vamos a decir es VERDADERO, BONDADOSO y ÚTIL. Si deja de cumplir con alguna de estas 3 condiciones, será mejor que nos quedemos callados".

Una vez conscientes del poder de las palabras, usemos las nuestras, conjuntamente con nuestros pensamientos, en función de hacer de éste, un mundo mejor. Atrevámonos a imaginar el mejor de los mundos posibles, y tengan por seguro, que esa imagen en nuestras mentes, será una semilla que en su día dará frutos.

El que siembra, nunca puede predecir la calidad de los frutos, ni siquiera puede producir cuál de sus granos se logrará y cual no, pero la fe mueve montañas. Mientras más personas y durante más tiempo sostengamos en nuestras mentes la idea de un mundo mejor, ese mundo mejor estará mucho más cerca de hacerse realidad. Jesús no mentía cuando decía: “Pedid y se os dará”.

Y como aún tenemos cuerpo físico, no despreciemos el poder sanador de nuestras palabras. Dicen los maestros de sabiduría que las buenas palabras dichas en voz alta, tienen un efecto muy beneficioso sobre nuestro organismo. Siempre hemos escuchado hablar a los religiosos del poder de la oración. Seguramente será por esto.

Hablemos y escribamos entonces, con propiedad y cuidado. Conscientes de que con cada una de nuestras palabras estamos moviendo energías que actúan sobre la esencia misma del universo. El futuro está en nuestros pensamientos, lo que sería lo mismo que decir que el futuro está en nuestras palabras.

Toda la literatura, lo mismo en prosa que en verso, como la música, como el cine, están llenos de letras e imágenes que al leerlas, escucharlas o visualizarlas, nos comunican ideas y estados de ánimo que no siempre son buenos.

Muchas veces, cuando nos sentimos tristes, nos da por escuchar canciones tristes, y muchas veces una película o un poema, nos deja un estado anímico peor que el que ya teníamos. Esto es preocupante. Las personas lanzamos al ambiente determinado tipo de energía que influye sobre la naturaleza y sobre el resto de los seres humanos. Por eso, lo ideal es que vibremos mental y emocionalmente, siempre de la mejor de las maneras.

Cuando nos permitimos vibrar mal, no sólo nos estamos haciendo daño a nosotros mismos, sino que le estamos haciendo daño a toda la humanidad. De ahí que determinadas obras de arte, como pintura, música, literatura, cine, entre otras, cuando recogen y eternizan estados de ánimos negativos, ideas negativas, sentimientos negativos, no hacen más que conservar y por tanto, ayudar a propagar el mal.

Pensemos, por ejemplo, en el cine de terror, ese que hace de los seres humanos un surtidor de malas vibraciones. Un día no muy lejano, no nos permitiremos lanzar al ambiente emociones y pensamientos negativos por simple diversión. Un día nos producirá esto tanto dolor, como cuando vemos a alguien ametrallar a una manada de elefantes.

Limpiar de basura emocional y mental los planos astral y mental es una necesidad y es una tarea en la que todos debemos participar. No existe otra manera de avanzar hacia el futuro luminoso que todos deseamos, si no nos ponemos en acción, si no nos ponemos a trabajar desde ahora mismo.

Y lo que tenemos que hacer es reconocer el poder de nuestros pensamientos, de nuestras emociones y de nuestras palabras y trabajar en corregir nuestros hábitos negativos. Hacerlo nos pondrá a todos en el camino correcto. Recuerden, atrévanse a imaginar el mejor de los mundos posibles y de esa manera estarán sembrando la mejor de las semillas y algún día se sentirán felices de haber contribuido con esta magna obra.

TADEO

19 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Interesante reflexión.

Saludos cordiales.

Hasta pronto.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Pluma Roja:
Muchas gracias por tu comentario y tu tiempo dedicado a leer estas reflexiones un tanto extensas. Besitos:
Tadeo

Sofía dijo...

Muy interesante tu entrada.

Me encanta esta parte "Las palabras hablan de nosotros. Cuando escuchamos a una persona hablar, podemos hacernos una idea bastante precisa de quién es. Aunque la ropa, los zapatos, los complementos, el peinado, el perfume, la casa, el coche, hablen de nosotros, no hay como escuchar a una persona para saber realmente quién es.

Es cierto que una persona puede mentir, pero casi siempre mienten más todos esos objetos ya mencionados, y sin embargo, nos dejamos arrastrar más por lo externo e intrascendente. Por alguna razón, en este mundo entregado a lo visual, nos fiamos más de lo que vemos, aunque a veces, lo más importante no pueda verse. Ya decía un hombre sabio que lo esencial es invisible a los ojos, y que no se ve bien si no es con el corazón."

Yo creo que las personas sensibles sí son capaces de ver más allá de lo visual, con el corazón.

También estaría bien poder hablar con la persona que tenemos delante sin tener que utilizar las palabras, con el pensamiento. Así no habría mentiras ni malos entendidos.

Un saludo.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Sofía:
Ante todo darte las gracias por pasar a leer y a comentar.
Creo como tú que en el mundo hay personas sensibles que son capaces de ver en el corazón de los demás, pero por desgracia, son minoría.
Yo vivo en España, un país donde mirar a un desconocido a los ojos se considera mala educación, así que imagínate. Mucha gente vive con miedo. Sienten miedo de todo lo desconocido y de los desconocidos. Eso hace que las relaciones sean muy complicadas.
Por el color de mi piel, hay personas que no se atreven a sentarse a mi lado en el Metro. En bancos de 7 metros, sólo caben 3 personas, porque la gente necesita sentarse por lo menos a 2 metros de un desconocido, en fin.
La gente no está abierta a hacer amistades con los demás. Yo, cuando en el metro, miro a los ojos a la chica que se me sienta enfrente, ella instintivamente busca su móvil y se refugia en sus amigos virtuales.
Que Dios nos coja confesados.
Besitos.
Tadeo

Amador Cea dijo...

Totalmente de acuerdo con esa concepción de qué sean las palabras.
Las palabras tienen algo especial, tienen cada una su personalidad única, el matiz concreto y el golpe justo de fuerza o ternura o dolor.

Las palabras me llenan la cabeza :)

Un saludo.

http://muerocomovivi.blogspot.com

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Amador:
Me ha dado mucho gusto recibir tus palabras, nunca mejor dicho. Espero seguir compartiendo contigo nuestras reflexiones. Un abrazo:
Tadeo

Anónimo dijo...

Hola Tadeo, acabo de encontrar tu blog, no sé si sea a causa del sincrodestino como dice Chopra, lo cierto es que tengo la necesidad de compartir algo que siento y que me pasa, y tiene que ver mucho con todo lo que relatas en tu blog.
Debo decirte que siempre he creido en el alma, reencarnación,etc; soy ademas reikista, y creo en el poder curativo a través de la energía universal.
Ahora bien hace unos dos años atras comencé a hacer unas autoregresiones, las cuales hago en estado de meditación consciente, habiendo conocido varias vidas pasadas, creo que vengo de vivir varias reencarnaciones, pero habia parado de hacerlas. Hace poco conoci a un hombre por internet, con el cual coincidimos de un modo increible, sentimos una afinidad espiritual especial, una empatia de alma, lo mismo sintio el conmigo, lo cierto fue que ambos creemos en todas estas cosas, asi que me dije que haria una autoregresion para ver si ya él y yo habiamos coincidido en otra vida, y asi fué, resulta que fuimos pareja, entre los años 1750-1800 aproximadamente, los tiempos no son exactos ya que no logré precisarlos en mis regresiones, y vivimos en Inglaterra, él era un Capitan de barco de la marina real, cuando Jorge II y yo su esposa, tuvimos un hijo, y al parecer luego emigramos a lo que es hoy USA, lo cierto es que ya he realizado unas 4 autoreegresiones donde he recopilado información al respecto, y creo que hay una fuerte fijacion en mi con esto, en el sentido de que estamos teniendo una relacion bastante fuerte a nievel emocional y espiritual, solo por internet sin jamas habernos visto en la vida real, solo por fotos, yo soy casada y mucho mayor que él y el es muy joven y soltero, estamos en distintos continentes, y sabemos que nunca nos llegaremos a conocer, es un imposible, y no se como explicarte esto, ambos sentimos un amor de alma, no se si es a causa del amor que nos tuvimos en esa otra vida, pero siento que este encuentro tiene una finalidad, creo que debo ayudarle en su evolucion espiritual y por eso nos hemos encontrado, y el tambien lo siente asi, ambos estamos estudiando, preparandonos para el nuevo despertar de conciencia del 2012, y sentimos que tenemos una mision espiritual de enseñanza que transmitir, ambos somos docentes, el de inglés y yo de espanol, y nos gusta enseñar pero sobre todo conocimiento espiritual, ahora bien, en dias pasados y por primera vez pude contactar con mi Yo superior, mi guia espiritual, y se me presento como Chamuel, del tercer rayo rosa, y desde ese dia he tenido algunos contactos con el, sobre todo en la manana cuando estoy en alfa, casi siempre antes de despertar y le he preguntado por este hombre ( alma gemela?)que ahora encontré y que amé en otra vida, ambos muy separados en edad, edo civil y demas en esta vida, mi guia me ha dicho que este encuentro obedece a nuestra evolucion espiritual, que es bueno para ambos en ese sentido, y que debemos verlo de ese modo.
Nosotros nos escribimos cada dia y compartimos lo que ambos vamos aprendiendo, pero hemos empezado a sufrir por un amor que viene de una existencia pasada y que nos atormenta en esta sin ningún tipo de posibilidad remota de realizarla en esta vida, es algo bien extrano y complicado, que estoy segura que de hablar con alguien seria tildada de loca o desequilibrada, por eso me alegra haber encontrado tu blog y ver como piensas, siento que el haberte encontrado en el ciberespacio ha sido parte de este fluir espiritual y esta sincronia que pone las personas en nuestro camino con un proposito especifico de elevacion espiritual.
En esto dias me he sentido tan agobiada que hasta he pensado en parar con todo este sentir que tengo de seguir avanzando en este camino, tengo miedo de estarme desestabilizando mentalmente, con todas estas experiencias que me pasan.
Quisiera saber que me puedes decir al respecto.
Te envio un abrazo en la luz y en el alma.
Mary
Nota: Disculpa la falta de acentos pero en éste teclado es dificil colocarlos ya que no es en espanol.

Anónimo dijo...

Tadeo de nuevo yo, Mary, primero pedir disculpas por haber dejado un post tan largo anoche cuando escribí, segundo estaba algo aprehensiva sobre el temor a seguir evolucionando, ya hoy veo todo mejor y con otros ojos, y decirte que he leido tus dos post sobre almas gemelas y eso me ha reconfortado. Gracias por tus letras en éste blog, la verdad es que anoche no había leido todos los temas.
Un abrazo.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Mary:
Creo que por ahí tienes mi correo. Escríbeme para que te responda en privado, pues tengo cosas que decirte que sería mejor que te lo guardaras sólo para ti. Mi correo es josetapanes@hotmail.com

Por aquí te puedo decir varias cosas. Aunque aún el universo físico no ha empezado a contraerse, yo presiento que los universos espirituales sí lo están haciendo. Cada vez ocurre más y más que las almas ya no tienen cómo alejarse unas de las otras. Internet nos está proporcionando un instrumento maravilloso para que todos los que hemos tenido conexión kármica, nos acerquemos nuevamente. Todo forma parte del plan de Dios y estaba escrito.
Esto es lo que puede explicar que esa persona haya sido tu esposo en una vida pasada y ahora viva tan lejos de ti en el plano físico.
La verdad es que por lo general, las personas que han mantenido una relación tan estable como un matrimonio, lo más lógico es que en esta vida, al menos, lleguen a verse frente a frente alguna vez.
Desde tu conciencia mundana, puedes sentir dolor ante tal trampa del destino. Pero debes regocijarte en tu corazón, porque un sufrimiento tal, tocará tu alma, la pulirá y la hará luminosa.
Cuando el sufrimiento se presenta, al mismo tiempo, se nos está presentando una oportunidad maravillosa para crecer en el espíritu. Cuando uno no sufre nada, es porque los señores del karma se han olvidado de nosotros, o creen que no estamos en condiciones de seguir avanzando.
El que nos pongan encima estas pruebas difíciles que pueden hacernos aparente daño, tenemos que recibirlas como una bendición porque es el momento en que Dios nos mira. Es el momento en que le estamos recibiendo la confianza de nuestros maestros, de nuestros instructores espirituales.
Piensa siempre que será una oportunidad maravillosa para ti para aprender a gestionar ese sentimiento de amor que sientes.
No ames desde el apego. No ames desde tu vehículo emocional. Ama desde tu mente. Aprende a gestionar ese sentimiento de manera tal que no te haga daño. Es una magnífica oportunidad esta que tienes, para aprender a amar sin poseer. Te servirá para amar siempre de este modo, entonces el dolor desaparecerá. Piensa que esta persona te está dando la posibilidad de amarlo de un modo tal, que no podrias amar a tu pareja, porque a él lo tienes, y por tanto, es más complicado amar a tu pareja exhibiendo al mismo tiempo un grado de desapego tal que no resulte incómodo o sospechoso.
Todo tiene su encanto. Todo tiene su por qué.
Bueno, no sufras por haberme escrito tanto. Para mí no es tanto. Yo, encantado de estar aquí para ti, porque cuando escribí mi texto, lo hice pensando en que alguien pasaría por aquí para aprovecharse de mis palabras, pero no sabía quien, así que comentarios como el tuyo, le dan sentido a mi trabajo.
Un gran abrazo para ti de tu:
Tadeo

Alimontero dijo...

Hola mi querido amigo, el otro día leia a una blogger que comentaba que se le escapó de sus manos el blog.. queno estaba preparada para recibir la cantidad de comentario y que lo dejaba. Sentí que la deuda que contraia en tiempo y dedicacion no la podía pagar... era demasiado.
Agradecía a todo el mundo por el cariño recibido y tbn las amistades que hizo... pero que se iba!
Plop!
Espero eso no nos pase Tadeo...;-)
aunque sí te puedo comentar que me toma mucho tiempo estar en internet....y ese tiempo, la vida "no virtual" me lo está exigiendo... y por eso no te he leído ni visitado...y es tan bello hacerlo....
Hoy, tus palabras me dieron un sentido, un bello sentido y me han recordado que nosotros, a través de los pensamientos (no palabras, por eso concuerdo contigo plenamente) construyen el mundo individual...y desde ahi nos relacionamos e interactuamos....
Junto con la Magia de las palabras, yo digo "el poder de las palabras" porque son pensamientos verbales....

Te abrazo con mucha alegría querido amigo!!

Besitos,

Ali

Anónimo dijo...

Hola Tadeo! Mil gracias por tu respuesta, escribiré a tu correo hoy mismo.
Un beso y no dejes siempre de iluminar a los demás como lo haces con tus palabras.
Mary

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Ali Montero:
Así es la vida, yo no tengo esa suerte de estar aplastado por los comentarios, y no creo que me pase, porque mis escritos no son de esos que atraen como loca a la gente, jejeje. Sin embargo, a esa persona que me cuentas, le ha resultado agobiante. Así es la vida.
Siempre es un placer tu visita, pero entiendo que tenemos más vida fuera de aquí y que es necesario vivirla, así que no te guardo rencor por tus ausencias, pues son las mismas mias en tu blog y al final, estamos unidos en el espíritu. La separatividad no es más nada que una ilusión de la que nos iremos salvando poco a poco.
Muchos besitos, mi linda amiga.
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Mary:
He recibido tu mensaje y te he contestado. Feliz por ello. Besitos:
Tadeo

Liliana Lucki dijo...

Los rollos escritos que muestras en la foto,se leen

de derecha a izquierda.Como idioma antiguo,con los

golpes en las piedras.La primer palabra comienza con

la bet.Se lee todo el año y al terminar el rollo se

recomienza nuevamente.La ultima letra es la lamed.

Si unimos las dos,se forma la palabra corazón.

Es decir:Se lee con sentimiento y amor.

Espero te sirva el pequeño aporte a lo escrito tan

bellamente por vos.

Sobre la reacción de la gente y tu color....no saben

lo que se pierden !!!!!

Te saludo desde el mar,MDQ,Argentina,Liliana

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Liliana:
Ante todo agradecer tu paso por mis escritos. Dices muy bien. Veo que conoces la escritura hebrea. Creo que tus palabras aportan información valiosa. Un placer contar contigo por aquí. Besitos:
Tadeo

Alma Mateos Taborda dijo...

Un post estupendo, con reflexiones maravillosas. Bravoooo maestro. Felicitaciones!Un abrazo.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Alma:
Muchas gracias por tus lindas palabras. Me alegra mucho que este post te haya gustado. Besitos:
Tadeo

AnaR dijo...

Sin duda que la palabra es poseedora,canalizadora de la magia humana.Y no creo que estemos perdiendo capacidad pensante,no, pero si estamos obviando el pensamiento colectivo para adentrarnos solo en el individual.Una reflexión inmensa en contexto.Me ha encantado.Abrazos

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola AnaR:
Es un placer contar con tus palabras en mi blog. Pienso como tú y tengo fe en que las cosas cambien para bien. Un abrazo:
Tadeo