viernes, 7 de noviembre de 2008

MIS MAESTROS DE SABIDURÍA

MIS MAESTROS DE SABIDURÍA

Cuando hablamos de maestros de sabiduría muchas veces pensamos en esos grandes seres que te enseñan todos los secretos ocultos del mundo espiritual, y así es. Sin embargo, hoy que me ha dado por hablar de los míos, me van a permitir que sume a la lista de mis maestros de sabiduría, incluso a esas personas que me enseñaron a leer, escribir, y todo lo demás hasta que salí de la universidad.

Todo es conocimiento, y no deberíamos desdeñar eso que hemos aprendido en los colegios, institutos y universidades a lo largo de nuestra vida, tampoco eso que aprendemos en la universidad de la vida.

Sin embargo, llega un momento en que nos ocurren cosas para las cuales no encontramos respuestas en el ámbito de lo estudiado hasta entonces. Buscamos respuestas, intentamos entender lo que nos está pasando, pero nada. No hay manera, entonces empezamos a buscar una explicación por todas partes y suele suceder que esas respuestas terminan apareciendo cuando se cruza en nuestro camino un maestro de sabiduría.

Un maestro de sabiduría puede ser esa persona que está sentado a tu lado en el banco de la estación de trenes, o esa persona que viaja a nuestro lado en el avión, o esa persona que hemos encontrado a la entrada de una cafetería. Nuestro maestro puede ser también un libro, o incluso, podría ser simplemente un río que corre ante nuestra atenta mirada y termina despertando en nosotros una intuición que nos acerca a esa gran verdad oculta para la gente común, para la humanidad ordinaria.

He querido hablar aquí, más que de un maestro, de muchos maestros que te van enseñando a lo largo de la vida, del mismo modo en que el maestro de primer grado, te entrega al maestro de segundo grado, y así sucesivamente.

Ahora bien, quisiera poco a poco y sin agobios, irles presentando, no a mi maestro, no a ese ser de conciencia superior que me ayudó a ensanchar mi conciencia, sino el pensamiento de ese ser. Para no tener que ponerme a explicar quién es y de donde viene, le llamaré “El Oráculo”, y con esta palabra me quito de líos.

A la edad de 20 años, ocurrió algo en mi vida que la hizo estremecer del todo: mi padre se cayó al suelo poseído por un espíritu. Tengo que decir que no había nadie más incrédulo en mi casa que mi padre, así que verlo convulsionando, y hablando con otra personalidad, fue algo que nos dejó a todos conmocionados.

Esa entidad espiritual que se manifestó de esa manera tan violenta, poco a poco nos fue abriendo los ojos a esa realidad desconocida para nosotros. Él fue uno de mis maestros, y a la vez, el puente que me llevó a “El Oráculo”.

Este espíritu que nos hablaba usando el cuerpo de mi padre, nos dijo que él era un africano que había vivido en aquel continente hacía más de 500 años. Nos dijo que él era incapaz de responder a todas esas preguntas que nuestras mentes materialistas e incrédulas teníamos para hacerle, pero nos aseguró que el conocimiento llegaría, que las respuestas llegarían, que él se encargaría de ello.

Durante los 10 años siguientes, mi vida se convirtió en una verdadera escuela de aprendizaje esotérico donde aprendí muchas cosas. Cuando te ocurre algo así, empiezas a sentir la necesidad de transmitir ese conocimiento que has recibido de tus maestros de sabiduría.

A lo largo de estos años, me he dedicado a transmitir el conocimiento oculto a esos que han sido puestos en mi camino y que he sentido que andan buscando respuestas para sus interrogantes, pero Internet es otra cosa. Aquí no controlas quiénes vendrán a leer y quiénes no, así que me ha costado mucho, de hecho no lo he hecho hasta hoy, decidirme a hablarles de estas cosas.

He terminado decidiéndome a hacerlo, con la fe de que tal vez con lo que yo pueda decir aquí, termine haciendo más bien que mal, aunque me temo que pueda también hacer mal, o simplemente resultar insulsas mis palabras y hasta tontas para aquellos a quienes esas interrogantes de las que hablaba arriba, no les están machacando la mente. Estos comentarios que pretendo ir colgando en lo sucesivo en este espacio, en todo caso, podrán resultar interesantes a esos que tengan en su mente interrogantes de profundidad filosófica, para esos que han dejado de encontrar en la ciencia las armas idóneas para explicarse la complejidad del mundo que les rodea.


No todo lo que escriba en este blog tendrá ese destino, pero de vez en cuando me animaré a escribir algunos temas, que estarán dirigidos a todos los que los deseen leer, pero sobre todo estarán pensados para esos que aún andan buscando a sus maestros de sabiduría.

TADEO

21 comentarios:

naná dijo...

Tadeo, ya sabés que me encantaría poder nutrirme de vos, de lo que has esperimentado y aprendido, incluso de tus interrogantes también porque pueden ser los míos o hasta puedas hacer aflorar en mi sensaciones a las cuales no les encuentro explicación o no sé interpretarlas, y además saberlas te pueden servir para tu aprendizaje, que pienso nunca termina, verdad?
Espero tus post.
un abrazo.
naná

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Naná:
Dices muy bien, el conocimiento nunca termina. Nadie puede conocer la Gran Verdad, usando las armas del intelecto. Sólo se puede sentir, intuir, pero nunca razonar. La mente racional humana está limitada para acercarse al gran misterio. Yó solo he abierto un poquito la puerta, pero el camino está por andarse. Besitos:
Tadeo

Dayani dijo...

vamos Tadeo, cuenta y comparte, lo unico que necesitamos para filosofar es no perder la capacidad de soñar, Suerte, te espero a la distancia de un clic.
besitos
Dy

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Dayani.
Con esta entrada estoy preparando a mis lectores para traer a colación ciertos temas esotéricos que me dediqué a estudiar durante un período de mi vida, nada, las problemáticas esenciales del mundo oculto. Espero que te interesen. Besitos.
Tadeo

Lidia M. Domes dijo...

Hola Tadeo:
Por aquí andaré, como siempre, compartiendo y escuchando atenta lo que nos narres!!!

Cuando uno tuvo una experiencia tan fuerte en su familia, es para compartir!

Yo he contado en un comentario de uno de los últimos post una experiencia cercana a la muerte de mi abuela...

Cada uno tiene algo para brindar...

Cariños,

Lidia

PAOLA dijo...

Tadeo, luz verde amigo mío, yo hice una experiencia de reencarnación por hipnosis y fue lo más fuerte que viví en mi vida, en esta al menos, ja.
con todo el respeto espero ansiosa poder aprender de ti.
un beso

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Lidia:
Muchas gracias por interesarte por estas cosas que pretendo contar, aunque estoy seguro que nada te resultará desconocido ni nuevo, pues no hay nada nuevo bajo el sol. Besitos:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Paola:
Veo que has tenido una experiencia de hipnosis y que te ha dejado una bonita e impactante experiencia. Seguramente que te hizo cuestionarte cosas. Esos cuestionamientos son los que nos hacen crecer y comenzar la búsqueda de esas justificaciones para los fenómenos que nos rodean y machacan la cabeza. Besitos:
Tadeo

Adolfo Payés dijo...

Saludos interesante lectura la de hoy me voy satisfecho de leerte como siempre...

saludos fraternos un abrazo

Reyes dijo...

Querido Tadeo, espero impaciente que te decidas a ir soltando poco a poco esos fragmentos de sabiduría, a mí por ejemplo, aun siendo no más que una aprendiz, porque las cosas trascendentes me dan demasiado miedo,y prefiero ocuparme de la terrenalidad ,del sexo, del chocolate con churros y de la crianza de mi hija ,a pesar de ello hay una parte de mí muy espiritual que está pasando hambre y sed y no deseo ignorarla.
Ya te lo he dicho en otras ocasiones;
yo sí me alimento de tus textos mágicos.
Besos.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Adolfo:
Muchas gracias por tus palabras. Nunca he querido hacer de mis blogs sitios especialmente académicos, pero sí quiero poco a poco ir diciendo algunas cosas con algo de peso, pero poco a poco, para no aburrir. No quiero que esto sea un blog para 4 místicos "iluminados" más solos y aburridos que la luna. Un abrazo:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Reyes:
He estado mucho tiempo pensando en poner algo del conocimiento oculto aquí, pero siempre me da pereza y hasta miedo porque no quiero hacer de mi blog mágico, un sitio pesado donde cueste trabajo leer, así que iré mirando la manera de ir metiendo temas pero muy masticaditos y muy bien explicaditos. Ya veremos, sin prisas. Besitos:
Tadeo

Maria Jesús Rodríguez Melero dijo...

Hola Tadeo!
Yo durante un tiempo tambien intenté bscar respuestas y leí muchos libros sobre este tema.
Ahora me encuentro un poco saturada de lectura y de explicaciones.
He dejado de buscar para permitirme sentir.
Seguro que he avanzado, porque lo noto. Y estoy segura que seguiré avanzando.
Estoy convencida que la vida pone delante de mi los maestros que necesito en cada momento.
No debo preocuparme más por buscar. La información llegará a mi de todos modos.
Tal vez tu seas uno de mis maestros.
Un abrazo!
Susi

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Susi:
Dices bien, el gurú aparece cuando el discípulo está preparado. El conocimiento viene a uno, o simplemente siempre estuvo ahí, sólo que llega un momento en que empezamos a tener ojos para verlo. Yo, más que maestro, prefiero sentirme discípulo. Es más nutritivo, pero me parece egoísta no transmitir eso que me transmitieron a mí y que tanto bien me hizo.
Pero está claro que es más lo que nos queda por aprender, que lo que hemos aprendido. Siempre es mucho más el camino por andar. Yo siento, si acaso, que he abierto la puerta correcta, y simplemente esa certeza, me da mucha paz. Besitos:
Tadeo

Alatriste dijo...

¡Hola compañero!, gracias por visitarme y por las cariñosas palabras que me has dedicado en mi desván.
Yo encuentro la sabiduría en la Literatura. Los libros siempre me enseñan algo.
Un abrazo enorme y que te vaya bonito.
Por cierto, enhorabuena por tu creatividad, pues ya vi que tienes muchos blogs.
Cuídate.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Alatriste:
Te he visto por la red en carios foros, pero nunca te había visitado hasta que me intrigaste con la carta que le dejaste a Sidrid. Ojalá y sigamos en contacto, pues me gusta mucho como escribes. Lo que me ha extrañado es no verte en mi blog poético. Un abrazo:
Tadeo

Carla Silva e Cunha dijo...

ola


Gostei muito do que vi.

Felicidades

Carla

http://www.arte-e-ponto.blogspot.com

megara dijo...

creo que tu puedes ser el maestro de la sabiduria que te has cruzado en mi vida,llevo buscando respuesta mucho tiempo ,espero con ansia tu prosimo escrito,besos

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Carla:
Me alegra mucho que estés por mi blog. Ya pasaré a devolverte la visita. Un abrazo:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Megara:
Un placer tenerte por aquí. Si aprendes algo de mis escritos, si mis modestos conocimientos te sirve de algo, pues yo feliz y contento. Pero recuerda, nadie es más que nadie en esta vida y todos podemos aprender de todos. Las personas que conozco que saben mucho, siempre se han preocupado más por aprender que por enseñar. Ese es el secreto. El que piense que ya lo sabe todo, está muy mal. Yo me siento al principio del camino y con casi todo por aprender. Pero en lo que pueda ayudarte, con gusto lo haré. Besitos:
Tadeo

Anónimo dijo...

Que maravilla de pag. Gracias por compartir tús historias , experiencias y conocimientos , tú eres uno de mis Maestros de Sabiduría y te encontré en Internet, no puedo dejar de leerte y de aprender , Gracias , Norka E. de Cárdenas.